2024 será el año en que la conectividad 5G despunte la productividad empresarial

Por Carlos Perea, Senior VP para LATAM en Cradlepoint 

El 2023 fue un año clave para la innovación, en el que conocimos por primera vez tecnologías como la IA generativa, que ocupó los titulares y fue el principal punto de debate en las conversaciones de las salas de juntas. Al mismo tiempo, los avances en 5G, internet de las cosas (IoT) y ZTNA (acceso a redes ‘zero trust’) se gestaron en un segundo plano. 

En 2024 pasaremos de la exploración a la implementación real de las nuevas tecnologías de conectividad que comenzarán a cambiar la forma de trabajo en muchas industrias en los próximos meses. Podemos esperar que estos avances rendirán sus frutos a medida que los directivos y estrategas de negocios comiencen a darse cuenta del valor que estas tecnologías tendrán para optimizar eficiencias operativas, la seguridad y maximizar el retorno de inversión a largo plazo. 

Las tendencias más relevantes para observar este 2024 en el sector de la conectividad inteligente son: 

  1. La IA se unirá a la red y afectará a todas las operaciones empresariales 

Si 2023 fue el año de las inversiones llamativas en IA, 2024 será el año del impacto de la IA, que quizá no sea tan visible a simple vista. La IA dejará de ser una “herramienta a la que acudir” (como ChatGPT) para integrarse en las aplicaciones que utilizamos a diario y potenciar la conectividad en red. Como tal, empezaremos a ver los beneficios de la IA integrada en todas las aplicaciones relacionadas con la red, reforzando la previsibilidad de la red, la resolución de problemas, la seguridad y mucho más. Las empresas tendrán que garantizar que la transparencia y las prácticas de seguridad de la IA son adecuadas para sacar el máximo partido de la IA.    

  1. Internet de las cosas (IoT) dará vida a la sociedad “inteligente”: ciudades, centros comerciales y empresas 

En 2024, veremos un aumento de los sectores que aprovechan los dispositivos IoT para reforzar las oportunidades de conectividad con el fin de aumentar la eficiencia, reforzar la productividad y satisfacer la necesidad de experiencias de consumidores y clientes. Como tal, empezaremos a ver los indicios de una “sociedad inteligente” a medida que los establecimientos habilitados para IoT, desde los centros comerciales hasta el transporte público y las empresas modernas, tomen vuelo.

  1. Una estrategia inalámbrica 5G se convertirá en una decisión clave en la sala de juntas a medida que la conectividad pase de ser fundacional a esencial 

Acceso inalámbrico fijo, redes privadas, satélite, WAN: las opciones de conectividad empresarial actuales son más amplias que nunca. En 2024, las empresas de todos los sectores tendrán más oportunidades de elegir las soluciones que mejor se adapten a sus necesidades, pero en última instancia tendrán que elegir la opción que mejor se adapte a sus necesidades y operaciones empresariales específicas. Como tal, la conversación sobre la tecnología inalámbrica se trasladará a la C-Suite y se convertirá en una decisión estratégica para la empresa moderna. Como parte de esta decisión, las organizaciones tendrán que sopesar sus decisiones y participar en debates tales como satélite vs. 5G, para determinar qué funcionará mejor para ellos. 

  1. La reestructuración de cadenas de suministro por ‘nearshoring’ será un catalizador para el 5G privado y el ‘edge’ 

En el próximo año, veremos una mayor necesidad de ahorrar costes en la fabricación en los países de origen y en las regiones vecinas. Para ello, cada vez más empresas y el sector manufacturero invertirán en tecnologías informáticas de vanguardia para aumentar la eficiencia logística y operativa y reducir los costes de las inspecciones de productos, la gestión y las operaciones generales de la planta. En 2024, el sector de la fabricación se centrará específicamente en tecnologías como las redes privadas 5G y el IoT para crear redes y herramientas que nos proporcionen un mayor control sobre los productos.  

  1. Zero trust evoluciona con un panorama de riesgo creciente en 2024

En los últimos años, las empresas han tomado medidas para adelantarse a las amenazas de ransomware mejorando sus medidas de seguridad internas y formando a sus empleados en las mejores prácticas de seguridad. Aunque estas medidas han tenido éxito, la naturaleza impredecible, perturbadora y costosa de los ciberataques ha hecho que las empresas se cansen de jugar al gato y al ratón con los autores de malware.  

De cara al futuro, las empresas recurrirán a tecnologías de probada eficacia, aunque no ampliamente adoptadas, como las soluciones de los navegadores web ‘zero trust’, como el aislamiento remoto del navegador, para aislar las sesiones web y de correo electrónico de sus empleados. Al ejecutar las sesiones del navegador web en un contenedor aislado en la nube, la información se transmitirá de forma segura al dispositivo del empleado.

En resumen, durante 2024 se realizarán inversiones en diversas modalidades de conectividad de red a medida que los líderes de las organizaciones empiecen a comprender su valor y su posible retorno de la inversión. En concreto, el 5G influirá en la innovación futura en IA y planificación de satélites; los desarrollos de IoT mejorarán la productividad empresarial; y las soluciones ‘zero trust’ reforzarán los esfuerzos de protección de datos. Estos avances tecnológicos son fundamentales para el éxito de las empresas y, como tales, las inversiones para respaldar estas tecnologías serán esenciales a medida que los ejecutivos y los inversores se preparen para la optimización empresarial en 2024.

Ver más: Telefónica introduce la verificación biométrica de los abonados

Ver más: 5G se abre paso en la conectividad inalámbrica exterior

Ver más: Las redes 5G-Advanced y 6G requerirán espectro adicional