Cinco consejos para diseñar una estrategia financiera eficaz

Un relevamiento publicado por la Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA) del 2021 expuso que el 70% de los emprendedores tienen planificadas actividades vinculadas con el crecimiento, equipamiento, cambio de infraestructura e incorporación de trabajadores en los próximos años. 

Estas cifras, representan ciertas proyecciones que requieren, más allá de una estrategia comercial, una planificación financiera responsable para poder ejecutarlas.   

Si bien, la idea de toda empresa en crecimiento es obtener rentabilidad, establecerse en el mercado, competir y convertirse en referente para muchos, esta idea sólo puede ser llevada a cabo, si existe un plan capaz de involucrar a todas las áreas de la organización, beneficiar al equipo, mejorar los procesos y suponer un avance a nivel orgánico y financiero. 

“Para nosotros es sumamente importante poder aportar una serie de consejos adaptables a las necesidades y metas de cada compañía. De cara a un futuro con mayor innovación y escenarios altamente variables, poder generar un acompañamiento para impulsar el desarrollo económico y social del país apoyando a las pequeñas y medianas empresas es parte de nuestro valor empresarial” expresó Juan Pablo Baldoni, CEO de Plika, un software de planificación y análisis financiero que lidera su sector.

Ver más: Un nuevo FINNOSUMMIT para conectar a América Latina

Las estrategias financieras representan la clave para garantizar el logro de los objetivos, reducir riesgos y crecer. No obstante, las empresas en crecimiento, por lo general, sufren una construcción FP&A desorganizada. Por esto es importante tener en cuenta estos 5 consejos que permiten apoyar el crecimiento de empresas de cualquier nivel. 

  1. Conectar la estrategia con la planificación financiera: La idea de agregar  el análisis y planificación financiera a la estrategia de crecimiento es contar con información clave en un solo lugar para ser utilizada en la toma de decisiones desde una visión integral del negocio. 
  2. Plantear hipótesis: Las empresas en crecimiento deben ser capaces de reducir la incertidumbre del proceso de pronósticos financieros para tomar mejores decisiones. Contar con escenarios ficticios es una estrategia interesante que aporta información y precisión a la empresa, siempre y cuando estos puedan prepararse a tiempo.
  3. Involucrar a las áreas en la planificación financiera: La planificación financiera en un negocio a veces suele verse como un proceso solo del área de finanzas o dirección, pero la realidad es que adoptar los beneficios de la cultura presupuestaria implica que todos los responsables de área sean conscientes de cómo su presupuesto aporta a los objetivos corporativos desde un enfoque económico, financiero y patrimonial.
  4. Aprovechar las tecnologías desde el inicio: Muchas empresas comienzan a trabajar sus modelos financieros en planillas de cálculo, lo cual es una buena opción inicial por la flexibilidad de las mismas, pero a medida que se crece y pasa el tiempo, estas se vuelven un problema con gran acumulación de trabajo y modelados. Obtener una guía desde el punto de vista analítico y de la estructura de datos desde etapas tempranas del negocio resulta clave, pensando los modelos financieros junto a herramientas de BI, FP&A y ERP relacionadas.
  5. Contar con expertos en FP&A cuando no existe el conocimiento interno: La gestión financiera de Startups y empresas en crecimiento resulta clave para cualquier negocio, ya que este desarrollo debe ir acompañado de proyecciones y decisiones fundamentadas. A veces los dueños o directores no tienen el conocimiento o tiempo suficiente para ejecutar la visión futura desde un punto de vista financiero, dedicando más tiempo a ver lo que ya sucedió y no a lo que debería suceder. Disponer de softwares y consultores de FP&A brinda guías, buenas prácticas y un apoyo clave desde el inicio del negocio.

De esta manera, al estar alineada la planificación económica con la estrategia general de la compañía y complementada con las demás disciplinas relacionadas, los resultados serán mucho más exitosos y equilibrados para todos los actores involucrados, como empresas, colaboradores, estado y sociedad. Una estrategia financiera eficaz construye empresas de valor orientadas a la transformación y proyección futura del país.