Activos Digitales: Las wallets de Solana, el objetivo del último ataque

En el último de una serie de recientes ataques a las criptomonedas, los piratas informáticos se dirigieron al ecosistema de Solana en las primeras horas de la mañana del miércoles, con afectaciones a miles de wallets basadas en Solana. Si bien las estimaciones de los daños varían y la causa principal sigue sin estar clara, este reciente ataque una vez más ha planteado dudas sobre la confiabilidad y seguridad de la red Solana, que se ha visto muy afectada por interrupciones y ciberataques en los últimos meses. El estado de ánimo del mercado parece apagado: el precio del token cayó 7% inicialmente, pero desde entonces se recuperó al nivel de precio al que se cotizaba antes del ataque informado.

Durante las primeras horas de la mañana del miércoles, surgieron informes de un hackeo dirigido a miles de carteras basadas en Solana. Si bien los detalles del ataque siguen siendo limitados, ya que los especialistas en seguridad de software se apresuran a identificar las carteras afectadas y medir el daño, las indicaciones iniciales sugieren que se robaron tokens SOL por valor de al menos 5 millones de dólares, y es probable que la cifra aumente a medida que se identifiquen más carteras afectadas.

Ver más: Starbucks da un giro a su programa de recompensas basado en la Web3

Solana se creó como una alternativa de red de infraestructura más rápida y económica a Ethereum, con su innovador mecanismo de consenso de “prueba de historia” (proof-of-history), que se presume como una plataforma capaz de lograr un flujo de transacciones significativamente mayor a una fracción del costo, en comparación con las redes de infraestructura existentes. Si bien muchos desarrolladores se han sentido atraídos por estos beneficios, la red ha sufrido varias interrupciones de la red en los últimos meses, y muchos desarrolladores cuestionan si el enfoque en la escalabilidad y las tarifas bajas se produjeron a expensas de la confiabilidad y la seguridad de la red. Con estas preocupaciones de confiabilidad que aún persisten entre la comunidad de desarrolladores, este último ciberataque en la red puede desalentar aún más el sentimiento hacia Solana y reavivar el debate sobre la seguridad de la red. 

La reacción inicial del precio al hackeo hizo que el token SOL cayera más de 7% a 38 dólares, pero desde entonces se recuperó para romper el nivel de soporte de 40 dólares más tarde en el mismo día. Curiosamente, esta reacción de precios parece algo apagada, teniendo en cuenta que las hazañas de esta naturaleza han llevado históricamente a reducciones de precios mucho más severas para el token asociado de la plataforma víctima.

“Si bien los hacks y los ciberataques no son nada nuevo en el mundo de las criptomonedas, esta semana en particular ha visto una serie de ataques de alto perfil dirigidos a diferentes elementos del ecosistema criptográfico, con el ataque a Solana pocos días después de que el protocolo puente Nomad perdiera casi 200 millones de dólares a principos de esta semana, en una vulnerabilidad de seguridad. Estos desarrollos refuerzan nuestra opinión de que la seguridad sigue siendo un elemento crucial del “trilema” de blockchain, en el que todas las redes de blockchain deben encontrar un compromiso adecuado entre los tres elementos de seguridad, descentralización y escalabilidad”, dice Sipho Arntzen, Investigación de Next Generation en el banco privado suizo Julius Baer.