App porno busca convertirse en unicornio

OnlyFans es un servicio de suscripción de contenido con sede en Londres. Los creadores de contenido pueden obtener ingresos a partir de los usuarios suscritos a su perfil, denominados «fanes».​ Permite a los creadores recibir fondos directamente de sus fanes con una suscripción mensual, pago único o pago por visión.

El principal accionista de Onlyfans es el empresario ucraniano Leonid Radvinsky. Con experiencia en gestionar páginas web de contenido pornográfico, controla desde 2018 un 75% de lo que entonces era un desconocido portal de internet, fundado dos años antes.

Según un reciente reporte los usuarios de Onlyfans gastaron unos USD 4800 millones durante 2021. Esto ha supuesto un total de ganancias pre impuestos de unos USD 432 millones, lo que implica un aumento del 615% respecto al año anterior. 

OnlyFans tiene más de 2 millones de creadores y 188 millones de fans, o seguidores.

La app tiene un esquema de repartición muy beneficioso para los creadores de contenido. Ellos se llevan el 80% de los ingresos que generan, el 20% restante le queda a la empresa.

Radvinsky ha recibido dos pagos de Onlyfans en los últimos meses. Uno de 284 millones en 2021, por el que se benefició de los resultados de 2020, y otro de 233 millones en lo que va de 2022. Esto supone que Radvinsky se haya embolsado un millón de euros al día en lo que va de año en dividendos de esta red social, conocida por ofrecer planes de suscripción, por entre 5 dólares y 50 dólares al mes, que abonan los usuarios por ver el contenido que publican otros usuarios.

Ver más: Lanzan programa pionero de gestión de influencers en España

Twitter quiso copiar a OnlyFans

Al contrario que otras apps, en Twitter existe bastante permisividad con el contenido de carácter sexual. 

Recientemente, la compañía pensó en la posibilidad de que sus usuarios comenzasen a vender suscripciones de pago para ver ese contenido en la plataforma y quedarse con parte de los beneficios.

El proyecto no terminó llevándose a cabo, pero sí que se barajó la idea de hacerlo e incluso recibió el nombre de ‘ACM: Monetización de Contenidos para Adultos’. Uno de los motivos que podría haber animado a Twitter a renunciar a dicho plan es que podría derivar en problemas con sus anunciantes más conservadores.

Convertirse en unicornio

El negocio de Onlyfans se disparó durante la pandemia, cuando duplicó el número de suscriptores e incrementó los creadores de contenido en más de un tercio.

L app busca rondas de financiación para lograr convertirse en un unicornio: alcanzar una valoración superior a los mil millones de dólares. También explora otras alternativas, como una salida a Bolsa en una fusión con una SPAC.