Apple enfrenta una demanda en Reino Unido

Según The Guardian, Apple se enfrenta al activista de los derechos del consumidor Justin Gutmann en el Tribunal de Apelaciones de Competencia por el ralentizamiento de los iPhone en 2017.

Tiempo atrás salía a la luz un escándalo relacionado con la ralentización programada de varios modelos de iPhone. Apple explicaba que lanzó una actualización del sistema que ralentizaba los terminales para prevenir su apagado inesperado cuando la batería no se encontraba en el mejor estado.

Sin embargo, la compañía nunca advirtió de esto a los usuarios, algo que le costó un número importante de demandas.

Esta ralentización cual afectaba inicialmente a los iPhone 6, 6s y SE, para finalmente afectar también a los iPhone 7, 7 Plus, 8, 8 Plus y iPhone X.

Ver más: ¿Porqué Apple es más que Amazon?

En caso de que la demanda salga adelante y se declare a Apple como culpable, es posible que la compañía se enfrente a una multa de 750 millones de libras esterlinas, unos 877 millones de euros, que se repartirían entre los usuarios afectados.

Según el demandante, Apple introdujo la función de ralentización para ocultar el hecho de que las baterías más viejas ya no podían hacer frente a las nuevas actualizaciones del sistema operativo. “En lugar de hacer lo honorable y legal para sus clientes y ofrecer un reemplazo, reparación o compensación de batería gratis, Apple engañó a las personas al ocultar una herramienta en las actualizaciones de software que ralentizaba sus dispositivos hasta en un 58%”.

Por su parte, Apple ha emitido un comunicado en el que asegura que “nunca hemos hecho, y nunca haríamos nada para acortar intencionalmente la vida útil de ningún producto de Apple, o degradar la experiencia del usuario para impulsar las actualizaciones de los clientes. Nuestro objetivo siempre ha sido crear productos que aman a nuestros clientes, y hacer que los iPhone duren el mayor tiempo posible es una parte importante de eso”.