BBVA cerrará un salvaje número de sucursales

BBVA está en vías de llevar adelante su plan de reestructuración de la red de sucursales que acompaña al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que la entidad y los representantes de los trabajadores pactaron el pasado mes de junio, según fuentes sindicales consultadas por Europa Press.

Para lograrlo tiene que cerrar una cantidad descomunal de sucursales lo que conlleva al despido de un número impactante de empleados.

La operación arrancó ya en julio cuando se cerraron de golpe 172 oficinas bancarias repartidas por toda España. En septiembre se volvió a activar el proceso con la suspensión de otras 90.

BBVA planea cerrar 108 oficinas este mes de octubre y otras 110 el próximo mes de noviembre, El plan de BBVA contempla el cierre de un total de 480 oficinas

Ver más: “En los próximos dos años el cierre de las sucursales bancarias va a ser brutal”

Según los datos facilitados a Europa Press, a finales del pasado mes de septiembre habían salido aproximadamente 1.700 personas del total de 2.935 afectadas por el despido colectivo.

Hasta ahora, han abandonado ya la entidad la mayor parte de la plantilla de los servicios centrales, las estructuras intermedias y el centro corporativo implicada en el recorte. Mientras que el resto de empleados van saliendo conforme se van cerrando paulatinamente las oficinas.

El plan de reestructuración supondrá un coste para BBVA de 960 millones de euros, derivados de las desvinculaciones de los trabajadores y del cierre de oficinas. Aunque empezará a surtir sus efectos a partir del próximo año. Para 2022, el banco calcula que se habrán ahorrado ya 250 millones.