Científicos crean los primeros “embriones sintéticos”

Científicos especializados en células madre afirman haber creado por primera vez “embriones sintéticos” sin utilizar esperma, óvulos ni fecundación, en una publicación dada a conocer esta semana en la revista Cell pero la perspectiva de utilizar esta técnica para cultivar órganos humanos para trasplantes sigue siendo lejana. 

Los científicos dieron a conocer quelos embriones sintéticos fueron cultivados en placas de Petri, por lo que no fue necesario la utilización de útero de roedores. “El embrión es la mejor máquina para fabricar órganos y la mejor bioimpresora 3D; tratamos de emular lo que ella hace”, dijo el profesor Jacob Hanna, quien estuvo al frente de la investigación.

Los investigadores del Instituto Weizmann en Israel descubrieron que las células madre de ratones podrían auto ensamblarse en estructuras embrionarias tempranas con un tracto intestinal, los inicios de la formación cerebral y los latidos del corazón, según informa The Guardian.

Ver más: ¿Puede una neurona artificial ser más rápida que las del cerebro humano?

El avance ha sido aclamado como un gran paso adelante, aunque algunos expertos afirman que el resultado no puede considerarse plenamente como embriones y advierten de futuras consideraciones éticas. 

La investigación se basó en la realizada en 2018, en la que un conjunto de células madre de ratón se autoorganizó en algo parecido al inicio de un embrión, pero con muchas menos células. 

El equipo de Weizmann, dirigido por el científico palestino especializado en células madre Jacob Hanna, fue mucho más allá. 

Empezaron recogiendo células de la piel de los ratones y luego las hicieron volver artificialmente al estado de células madre. 

A continuación, colocaron las células madre en una incubadora especial, que se movía continuamente para imitar el útero materno.  La inmensa mayoría de las células no consiguió formar nada. 

Sin embargo, 50 (el 0,5% del total de 10.000) se agruparon en esferas y luego en estructuras similares a las de los embriones, según los investigadores. 

Al cabo de ocho días, aproximadamente un tercio de los 20 días de gestación de un ratón, se observaron los primeros signos de un cerebro y un corazón que latía, añadieron.

Los describieron como un 95 por ciento similares a los embriones de ratón normales. 

Hanna afirmó que el “próximo reto del equipo es entender cómo las células madre saben qué hacer, cómo se autoconforman en órganos y encuentran el camino a sus lugares asignados dentro de un embrión”. 

Si algún día se pudieran cultivar órganos humanos en un laboratorio, se podrían realizar trasplantes para salvar la vida de miles de personas cada año sin necesidad de donantes. 

Alfonso Martínez Arias, de la Universidad Pompeu Fabra de España, afirmó que el avance “abre la puerta a estudios similares con células humanas, aunque primero hay que superar muchos obstáculos normativos y, desde el punto de vista de los experimentos, los sistemas humanos van por detrás de los de los ratones”. 

Y pretender obtener resultados similares a partir de células humanas probablemente abrirá una caja de Pandora ética. 

“Sorprendentemente, mostramos que las células madre embrionarias generan embriones sintéticos completos, lo que significa que esto incluye la placenta y el saco vitelino que rodea al embrión”, señaló el profesor Jacob Hanna. “Estamos realmente entusiasmados con este trabajo y sus implicaciones”.