Claves para invertir en bolsa online

Analizar la situación

(España) La inversión online es una estrategia más para cumplir con los objetivos financieros que cada uno se proponga. Si se quiere sacar rendimiento a esta actividad con garantías, conviene examinar previamente la situación económica personal y familiar.

“La planificación financiera engloba medidas importantes como el control de gastos y el ahorro, la gestión del endeudamiento, la constitución de un fondo de emergencias y la cobertura adecuada con productos de seguros”, avisa la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España (CNMV) en su guía de inversión en bolsa. “Es aconsejable tener todas estas cuestiones bajo control, antes de plantearte invertir en bolsa”.

La CNMV insiste especialmente en la importancia de contar con un colchón financiero, un fondo para emergencias que nunca se debería destinar a otros fines. “No debes invertir ese dinero en bolsa, ya que no se sabe cuándo podrías necesitarlo. Podría ser inevitable vender las acciones cuando su valor está bajo, dando lugar a una pérdida. Por la misma razón, tampoco conviene invertir en renta variable el dinero que vayas a necesitar a corto plazo”.

Diversificar y determinar el capital

Tener una cartera proporcionada es clave para el éxito de la inversión. “No todo lo que es online es especulativo ni de alto riesgo”, cuenta Andrés Moreno, profesor de Finanzas Personales en la Universidad del Rosario en Colombia. “La recomendación es crear portafolios estructurados de medio y largo plazo y siempre, diversificar. No se debe meter todo en una sola acción, en un solo ETF (fondo cotizado) o en un solo producto. Hay que estudiar, empezar en el largo plazo y tener estrategias”.

El capital que se va invertir también determina las características de la operación. “En temas online de ‘trading’ y bolsa no le recomiendo a nadie meter más del 20 o 30 % de su dinero”, aconseja Moreno. “Hay que pensar en el largo plazo, no apalancarse demasiado. Un riesgo alto implica un rendimiento alto, pero no necesariamente la mejor inversión es la más rentable, también los riesgos asociados pueden ser muy peligrosos”.

Escoger un profesional certificado

Las inversiones online se ejecutan a través de intermediarios financieros autorizados. Una opción habitual son los corredores de bolsa online o brókeres, término que, según BBVA Api Market, tiene dos vertientes: los profesionales de la inversión y la plataforma que usan para trabajar. No hay que confundirlos con los ‘traders’, agentes que utilizan la plataforma del bróker con el fin de realizar las transacciones para sí mismos o para terceros.

La regulación es fundamental a la hora de escoger. “Hay que elegir intermediarios calificados, que tengan vigilancia del Estado”, afirma Andrés Moreno. Por ejemplo, en Estados Unidos, tiene que estar inscrito en la U.S. Securities and Exchange Commission (SEC), en la Financial Industry Regulatory Authority (FINRA) o en la Securities Investor Protection Corporation (SIPC)”, enumera Andrés Urquiola, CEO de Val-U, una organización que diseña e imparte programas de educación financiera en colegios y centros de secundaria y preparatoria de México. “Así no tienes que preocuparte porque el bróker cierre o quiebre, ya que tu inversión está respaldada por el gobierno hasta cierto monto”.

La plataforma online en la que opere también es importante. “En general, hay que fijarse en que la entidad sea grande porque eso significa que la plataforma será mejor y las comisiones, menores”, afirma Urquiola.

En el mercado hay múltiples opciones para empezar a operar. Por ejemplo, las entidades financieras suelen ofrecer su propio servicio de inversión en bolsa online. Es el caso de BBVA Bolsa Broker, que facilita las transacciones por internet a través de un dispositivo móvil, con comisiones desde 5 euros por operación. Además, ofrece servicios como la cotización de los valores de las bolsas mundiales, el análisis técnico y fundamental de cada una de ellas y las noticias actualizadas de los mercados.

Elegir la estrategia

El perfil de cada inversor, es decir, su tolerancia al riesgo y los rendimientos que espera obtener, determinan el camino a seguir, pero no son los únicos factores.

Lo primero es entender por qué quiero invertir. Si es porque quiero construir un patrimonio, generar rendimientos y flujo de efectivo, tener una renta o simplemente protegerme de la inflación”, explica Andrés Urquiola. “Comprender esto ayudará a contestar las siguientes preguntas: cuál es el horizonte de tiempo y el riesgo que se está dispuesto a tomar. Evidentemente cuanto más dure la inversión, menos riesgo se va a asumir, porque el interés compuesto y el tiempo van a jugar a favor”.

Ver más: Banco Mundial cambia su previsión para América Latina y el Caribe en 2024

Ver más: UE impondrá aranceles de hasta el 38% a los vehículos eléctricos chinos

Ver más: ¿Por qué los panameños pagan hasta el 18% en tasas de interese en tarjetas de crédito?