Cómo salir de las deudas de las tarjetas de crédito

En México, 56.9% de los hogares (20.9 millones) tiene algún tipo de deuda, ya sea hipotecaria (4.2 millones) o no hipotecaria como tarjeta de crédito, créditos de nómina o personales, préstamos, etc. (19.7 millones de hogares). Del valor total de la deuda de los hogares, 55.4% corresponde a deuda hipotecaria, 11.5% a tarjeta de crédito, 9.3% a vehículos, 8.4% a crédito de nómina o personal y 15.4% a otras deudas, según el informe de la Encuesta Nacional sobre las Finanzas de los Hogares (ENFIH) 2019 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en colaboración con el Banco de México.

Ante un mal que aqueja a millones de mexicanos, Gerardo Obregón, Fundador y Director General de Prestadero.com, hace algunas recomendaciones para que se deshagan de las deudas de sus tarjetas de crédito y sugiere qué deben tomar en cuenta para utilizarlas correctamente.

Las tarjetas de crédito son una excelente herramienta financiera, pero si no se saben usar pueden resultar un arma de doble filo, llevándolos a niveles excesivos de endeudamiento. Por otro lado, cuando se conoce el producto pueden ser útiles para nuestras finanzas brindándonos beneficios como sistemas de puntos, meses sin intereses, convenios y descuentos con algunas tiendas, etc.

Si no quieres endeudarte toma en cuenta los siguiente:

  • No te gastes lo que no tienes. Para muchos puede ser abrumador ver el saldo que tienes en tu tarjeta y querer utilizarlo todo para darnos diferentes gustos, sin embargo, ten en cuenta que el dinero de la tarjeta es prestado y este lo tendrás que regresar tarde o temprano. Si te gastas más de lo que puedes pagar, comenzarás a caer en pagos mínimos o simplemente a dejar de pagar, lo que hará que tu deuda crezca mucho.
     
  • Paga a tiempo. Recordemos que los intereses de las tarjetas de crédito son muy altos por lo que dejar de pagar o atrasarnos con nuestros pagos no es opción ya que estos son factores que hacen que las tasas de interés actúen.
     
  • Utiliza correctamente los beneficios. Este punto va más enfocado a los meses sin intereses ya que en muchas ocasiones las personas tienen a utilizar este beneficio para hacer despensa, comprar en la tiendita de la esquina, etc. Procura usar este beneficio para artículos con un valor más elevado, así te será más sencillo adquirirlos e irlos pagando poco a poco.
     
  • No hagas pagos mínimos. Este tipo de pago llega a ser tentador, ya que suele ser por montos muy bajos y cómodos, sin embargo, hacerlo es un gran error ya que nos generará intereses, y sentirás que nunca acabarás de pagar la deuda.

¿Ya te endeudaste? Entonces sigue estas alternativas para salir de estos compromisos:

  • No dejes de pagar. Lo más importante de mencionar es que la opción menos recomendable es dejar de pagar, las deudas de tarjetas de crédito siguen aumentando cada mes según la tasa de interés, más las anualidades y servicios adicionales. Puedes quedarte con una deuda que podría comprometer tus finanzas personales por mucho tiempo.
     
  • Realiza pagos para no generar intereses. Como mencionamos anteriormente, los pagos mínimos generan intereses por lo que será bueno realizar los pagos totales para no generar intereses, de esta manera evitarás que la deuda que tienes continúe creciendo. Sé totalero.
     
  • Consolida tus deudas. Si tus deudas ya se extendieron a varias tarjetas de crédito, busca la manera de unificar todo lo que debes en una sola tarjeta, de preferencia utiliza la que tenga una menor tasa de interés, así será más sencillo organizarse para poder pagar.
     
  • Busca una reestructuración. Si ya llegaste a esta última opción, puede que tus finanzas ya están en un problema muy serio por lo que tendrás que acercarte a la institución con quien tienes la deuda y solicitar una reestructuración, la cual consiste en llegar a un acuerdo para poder modificar los plazos de pago para que te sea más fácil pagar. Toma en cuenta que las reestructuraciones de deuda afectarán gravemente tu historial crediticio.

Con la información anterior ya estás al tanto de cómo prevenir deudas con las tarjetas de crédito y cómo salir de ahí. Utiliza inteligentemente tus tarjetas y recuerda “los créditos son dinero prestado y tarde o temprano tendrás que pagarlos”, concluyó Obregón.

Ver más: La verdadera inclusión financiera aún no ha llegado

Ver más: Simbiosis entre las fintech y los bancos, complemento más que competencia

Ver más: Se presenta la primera publicación de fintech Iberoamérica