Coronavirus: China propone un sistema de monitoreo mundial con códigos QR para retomar los viajes internacionales

El cerrojo que ha puesto la pandemia del coronavirus en las fronteras de los países a nivel mundial ha creado muchos problemas a diferentes niveles dentro de las economías.

Durante el encuentro de la Cumbre de Líderes del G20, celebrada virtualmente y presidida por el rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdulaziz el tema de la viabilidad de la apertura de las fronteras aportaría una bocanada de oxigeno a los gobiernos.

Ver más: Bill Gates: “La pandemia no es una guerra mundial, pero sin dudas está en esa liga”

En la misma el presidente de China Xi Jinping propuso un sistema de monitoreo mundial que usaría códigos QR (Quick Response, en inglés, “código de respuesta rápida”, en español) con el propósito de restituir la movilidad de pasajeros en los viajes internacionales, en medio de la pandemia del covid-19.

“Necesitamos armonizar aún más las políticas y estándares, y establecer ‘vías rápidas’ para facilitar el flujo ordenado de personas”, aseguró el mandatario.

Los códigos QR que propone Xi se utilizarían para ayudar a establecer el estado de salud de un pasajero.

Pero los defensores de los derechos humanos advierten que los códigos también podrían usarse para el control de la población mediante “una supervisión y exclusión política más amplias”.

Ver más: “Confinar seis semanas en serio es una inversión”

El mandatario explicó que los códigos podrían usarse para reconocer “certificados de salud basados en resultados de pruebas de ácido nucleico, según una transcripción publicada por la agencia de noticias estatal china Xinhua.

La prueba de amplificación de ácidos nucleicos es lo que comúnmente se llama prueba de hisopado, en la que se toma una muestra en la nariz o la boca para determinar la presencia del virus.

El director ejecutivo de Human Rights Watch, Kenneth Roth, expresó su cautela sobre la propuesta de Xi.

“Un enfoque inicial en la salud podría convertirse fácilmente en un caballo de Troya para un seguimiento político más amplio y la exclusión”, escribió Roth en Twitter.

Varios países ya utlilizan los códigos QR se utilizan para el rastreo de contactos, y los residentes los utilizan para registrarse en los lugares que visitan, incluidos centros comerciales, restaurantes y sus lugares de trabajo, como ser Australia y Singapur.

La universalidad del uso del mismo sería lo que está en juego ahora.