Criptomonedas: ¿Por qué tener tu dinero en un Exchange?

En tiempos de pánico como los que se están viviendo ahora en el mundo de las criptomonedas, tal vez la reacción inmediata de los usuarios sería sacar todos sus activos para guardarlos en una “cold wallet” o una billetera externa. Es un monedero para criptomonedas que no utiliza claves que se generan a través de la conexión a la cadena de bloques ni a Internet.

Esta característica de no mantenerse conectado a la red en la generación de claves es la que determina su carácter de billetera fría para criptomonedas. El hecho de su carácter de monedero frío no implica que no se puedan conectar a la red, pero sí que no necesitan de una conexión sostenida para su uso, lo cual se traduce en una mejor y mayor seguridad frente a los piratas informáticos. Se trata de un modelo de almacenamiento de criptomonedas que se utiliza fundamentalmente para guardar de manera segura los activos, respaldando las reservas y depósitos del usuario.

Como el mercado cripto es reconocido por su alta volatilidad y especulación, la función de estas billeteras físicas es resguardar tus criptomonedas cuando no vas a hacer uso de ellas en un futuro próximo; es como ponerles un candado y guardarlas.

Pero, ¿Qué diferencia existe entre una cold wallet a un Exchange de cripto? Es una duda muy recurrente sobre todo con usuarios muy nuevos en este ecosistema y por eso decidimos preguntarle a los expertos que nos compartan un poco más de conocimiento sobre las diferencias que existen en los dos tipos de resguardo, y sobretodo cual es la mejor opción hoy debido al ambiente que se vive en un mercado bajista que se ha visto debilitado.

¿Usar una Cold Wallet o mejor un Exchange de Cripto?

La primera diferencia a notar es que un Exchange no es algo tangible, si no es un sitio web o app que funciona como intermediario para comprar o vender activos digitales o convertir dinero fiat a activos digitales y las tarifas se determinan como en la bolsa de valores. Cabe mencionar que algunos Exchange tienen la funcionalidad de wallet caliente, son un tipo de wallet que siempre permanecen conectadas a Internet y a la red blockchain para las que están creadas. Esto con la finalidad de permitir a sus usuarios realizar transacciones de forma rápida y cómoda.

“Los Exchange permiten un acceso fácil a toda la información de la cuenta criptográfica a detalle. Detalles como el saldo facilitan la venta de criptomonedas y el que se realicen transacciones.” Nos comparte Greco López, director de marketing de Trubit. “La decisión de mantener tus monedas ya sea en una wallet o Exchange es meramente personal al final del día, solo ten en mente que en una Cold wallet no puedes comprar cripto, el tema de seguridad es importante porque un Exchange siempre te va a pedir una doble verificación, las comisiones por transacciones y operaciones son muy bajas en los Exchange y además tienen otras funcionalidades como las recompensas por hacer staking, futuros y trading en spot”.

Ver más: La Fed lanza piloto para activos digitales

Para las personas nuevas en el mundo de las criptomonedas que no cuentan con grandes cantidades de cripto activos, tal vez una cold wallet o cartera fría no sería la opción más conveniente, ya que el costo de las mismas y los costos de transacción para almacenar las monedas puede sobrepasar el presupuesto de los usuarios; mientras que los Exchange suelen tener comisiones por transacción mucho más económicas o hasta inexistentes para los usuarios. 

Es posible tener ambas y administrar tu portafolio; es posible transferir tus monedas de un Exchange a una cold wallet y a partir de ese momento tu ya eres dueño de tus claves, aunque no solo te brinda seguridad sino también más responsabilidad porque es el equivalente a convertirte tu en tu propio banco y tener la responsabilidad de no perder, dañar u olvidar las claves para poder entrar a gestionar las criptomonedas.

De la misma forma, muchas de las opciones más seguras y confiables para las carteras frías, cuentan con un limitado catálogo de criptomonedas que aceptan para poder almacenar; por lo que el portafolio de los usuarios se ve reducido a solamente las que se pueden manejar dentro de la cold wallet

¿Qué espera la gente de los Exchange estos días? Los productos financieros, algo que los distingue de las wallets tradicionales es el que puedan convertir sus monedas más fácil y rápido, poder realizar pagos en línea y en establecimientos por medio de un código QR, o incluso el poder invertir, es decir, que mientras guardan sus monedas estás siguen generando rendimientos como recompensa mejor conocido como earning / staking. Existen otros servicios para usuarios más profesionales como el comercio P2P y la utilización de Bots para hacer trading. 

“Entendemos que los usuarios están temerosos de dejar sus activos en los Exchange, nuestro principal propósito es poderles transmitir la confianza para que puedan manejar en nuestra plataforma sus criptomonedas de forma sencilla, rápida y con comisiones por transacción competitivas; pero sobre todo que tengan la seguridad de que su dinero estará ahí para cuando lo necesiten” concluye López.