¿Cuál es el futuro de la computación en la nube en América Latina?

Por: Kevin Cochrane, director de Marketing para Vultr.


Este año se perfila como un año crucial para la industria tecnológica. La IA generativa se generalizó en 2023 con el ascenso meteórico de ChatGPT, y en 2024 las empresas están acelerando sus implementaciones de IA para ofrecer nuevas experiencias a clientes y empleados. La revolución GenAI está impulsando la inversión en infraestructura de computación en la nube, para manejar las enormes necesidades de computación y procesamiento de datos de la tecnología. En América Latina, la aparición de GenAI está preparada para transformar las empresas en una variedad de industrias, al tiempo que impulsa aún más la demanda de servicios en la nube y los centros de datos que los habilitan. Echemos un vistazo más profundo a las principales tendencias que están impulsando y dando forma al sector de la computación en la nube de la región, desde los chatbots hasta las redes de distribución de contenido.


1. La IA generativa está ganando terreno impulsando una mayor demanda de servicios en la nube.El lanzamiento de ChatGPT de OpenAI en 2022 le dio al mundo una idea de lo que puede hacer la IA generativa. Ya estamos viendo el potencial revolucionario de esta tecnología en América Latina, donde las empresas están aprovechando GenAI para mejorar el servicio al cliente, crear nuevos productos y mejorar su eficiencia operativa.Algunos ejemplos incluyen la empresa de tecnología de viajes con sede en Argentina Despegar.com, que recientemente lanzó un asistente de viajes GenAI llamado SOFIA; el emprendimiento brasileño Darwin AI, que proporciona un asistente conversacional impulsado por IA para pequeñas empresas y Runway, la aplicación web con sede en Chile que logró el estatus de unicornio mediante el uso de modelos de aprendizaje profundo para la creación y edición de videos.
A medida que las empresas de América Latina se mueven para incorporar GenAI en sus operaciones y los nuevos emprendimientos digitales sueñan con nuevas aplicaciones nativas de la nube impulsadas por GenAI, las plataformas de computación en la nube se convertirán en una parte cada vez más vital de la economía.


2. La transformación digital está impulsando el auge de la computación en la nube.En toda América Latina, las organizaciones están adoptando el cambio digital invirtiendo en conectividad, almacenamiento de datos y acceso a Internet, prescindiendo del papel, las impresoras y la mensajería. Un estudio realizado en 2023 por la escuela de negocios española Inesdi encontró que el 71 % de las empresas de la región habían comenzado a digitalizar sus operaciones, con México a la cabeza con un 73 %.
Los servicios en la nube son un factor clave que permite a las organizaciones, tanto grandes como pequeñas, integrar la tecnología digital en sus operaciones. Las pequeñas y medianas empresas, desde los emprendimientos de IA hasta los vendedores de flores, están aprovechando las herramientas basadas en la nube para crear productos y llegar a más clientes. En el sector público, miles de organizaciones, incluidos los gobiernos estatales y municipales, están utilizando plataformas globales en la nube para manejar tareas que van desde el monitoreo de los precios minoristas en Argentina hasta el apoyo a los procesos electorales en Brasil. 

3. Los hiperescaladores globales y los proveedores independientes de nube continúan expandiéndose.Según un informe del corredor inmobiliario CBRE, la oferta total de centros de datos en megavatios se duplicó en los principales mercados de América Latina desde el primer trimestre de 2020 hasta el primer trimestre de 2023. La transformación digital y la consiguiente adopción de servicios en la nube están impulsando la ocupación del espacio del centro de datos.
Los grandes proveedores de servicios en la nube, o hiperescaladores, continúan aumentando su presencia local mediante el lanzamiento de nuevas regiones en la nube y el avance de proyectos de centros de datos en toda América Latina. AWS, Google, Huawei, Microsoft y Oracle han invertido miles de millones de dólares en centros de datos en la región.
Los proveedores independientes de nube, que ofrecen los mismos servicios, pero a costos más bajos y sin el exceso de características de los hiperescaladores, también están intensificando su presencia en toda América Latina. La empresa privada Vultr, por ejemplo, ha ampliado su red global de regiones en la nube mediante el lanzamiento de ubicaciones de centros de datos en la nube en México, Brasil y Chile en los últimos años.


4. La región está eliminando sus obstáculos digitales.Históricamente, los países latinoamericanos han sido vistos como lugares difíciles para construir y mantener centros de datos debido a los desafíos de distribución de energía, el costo y la complejidad de la regulación y la falta de experiencia en centros de datos, entre otros factores. La ubicación limitada de la infraestructura de computación en la nube ha significado una mayor latencia y una conectividad limitada, lo que plantea mayores desafíos para las empresas a la hora de obtener acceso a la última generación de servicios en la nube.
Eso está cambiando con el surgimiento de un nuevo sector económico digital en América Latina que está deseoso de servicios en la nube, lo que estimula un auge en la inversión y construcción de centros de datos. A medida que los hiperescaladores globales se expanden, están surgiendo operadores de centros de datos locales que entienden las condiciones y regulaciones del mercado local para proporcionar el equipo y la potencia necesarios para mantener la estabilidad en las operaciones centrales del centro de datos. Algunos estados y países también están elaborando políticas para apoyar a la industria de centros de datos con financiamiento, programas de capacitación e incentivos de inversión.


5. Las redes de distribución de contenido están ampliando su alcance en América Latina.El envío rápido y sin problemas de datos es fundamental para garantizar una excelente experiencia de usuario en el comercio electrónico, los juegos, la transmisión de medios y otras aplicaciones que consumen muchos datos. Una red de distribución de contenido (CDN) utiliza un grupo de servidores distribuidos geográficamente para almacenar en caché el contenido web más cerca del visitante, minimizando la latencia y maximizando las velocidades de entrega, independientemente de la ubicación. Las redes de distribución de contenido también pueden mejorar la seguridad del sitio web y reducir el consumo de ancho de banda, lo que resulta en ahorros de costos.
Con los proveedores globales de red de distribución de contenido desplegando sus servicios en mercados desde Santiago hasta São Paulo, los clientes en ubicaciones de difícil acceso ahora pueden ejecutar cargas de trabajo más cerca de los usuarios finales, logrando mejoras significativas en los costos y el rendimiento y permitiendo la innovación a escala. El lanzamiento de la red de distribución de contenido de Vultr, por ejemplo, empodera a los desarrolladores y emprendimientos en la región al acelerar el aprovisionamiento y la ampliación de la entrega de contenido y medios en los seis continentes.


¡Abróchense el cinturón! Con la GenAI avanzando rápidamente, las empresas en América Latina están preparadas para presenciar cambios significativos en sus procesos internos, incluso cuando muchas empresas recién están comenzando a digitalizar sus operaciones. El choque de estas tendencias con un mayor crecimiento en la red de centros de datos de la región, abrirá una nueva era de eficiencia e innovación para las empresas que adoptan la nube.

Ver más: Visa incorpora nuevos productos impulsados por Inteligencia Artificial

Ver más: ¿Quieres saber cuándo vas a morir? Esta IA te lo dice

Ver más: Firman primer acuerdo bilateral del mundo para regular la IA