¿Cuál es la combinación de éxito para impulsar la competitividad empresarial?

Contar con un enfoque transformador y un liderazgo directivo sólido, capaz de alinear la visión de la organización a un horizonte de innovación y competitividad es esencial para diferenciarse, en el contexto actual.

Este ha sido el hilo conductor del encuentro digital “Innovación y tecnología, una ventaja competitiva para impulsar las compañías” impulsado por ESIC y organizado por  Dir&Ge, en el que se han reunido decisores de diez compañías referentes en su sector, para analizar cómo contribuye la innovación a impulsar la diferenciación de las compañías.

Los directivos han coincidido en la importancia de apostar por el cambio cultural, la evolución digital, la capacitación continua de los directivos y la formación de los equipos para integrar la tecnología como medio, al servicio de la estrategia empresarial que contribuye a impulsar la compañía para alcanzar los objetivos de negocio.

Evolución digital y cambio cultural



La transformación de las compañías es clave para asegurar su rentabilidad, lograr generar valor para crear oportunidades, impulsar un crecimiento sostenido y proporcionar nuevas eficiencias. Sin un proceso estructurado de evolución organizacional, es difícil conseguir una identidad innovadora que les diferencia en un mercado muy competitivo.

Inmaculada Iglesias, Director Business Transformation de AstraZeneca, ha destacado la digitalización como una revolución que contribuye a mejorar el conocimiento del cliente y la gestión del negocio. “La tecnología y la digitalización han permitido a las empresas del sector farmacéutico acceder a muchos más datos para entender las necesidades del cliente y ofrecer una mejor experiencia. Por otro lado, nos ha ayudado a ser más eficientes, a agilizar la toma de decisiones y, en definitiva, a mejorar la productividad empresarial, desde los procesos de investigación clínica hasta la comercialización final”.

“La transformación digital ayuda a las compañías a replantear y ajustar sus objetivos empresariales y tácticos”, ha apuntado Mikel Díez, Head Of Innovation – Spain, Portugal, Greece, Israel de IBM. Ha resaltado por otra parte la continuidad del negocio, la simplificación de procesos y la escalabilidad como las tres oportunidades más destacadas que ofrece el enfoque transformador a las organizaciones. Asimismo, ha incidido en la importancia de “poner el foco en los procesos y las personas implementando la tecnología que se ajuste a las necesidades específicas de cada compañía para alcanzar una visión innovadora que impacte en el negocio”. 

Felipe Ynzenga, Director Empresas de ESIC Corporate Education, ha explicado las claves que marcan el liderazgo y la dirección del talento en la nueva economía digital. “La tecnología es un medio y la innovación es una forma de ser. Las empresas tienen que SER y esto implica: Sostenibilidad, lo cual requiere una cultura de innovación; en segundo lugar, la escalabilidad, otro aspecto diferenciador de las compañías y para conseguirlo es necesario apostar por implementar soluciones tecnológicas, automatizar procesos, impulsar una estrategia de digitalización…etc. y, por último, la rentabilidad de la compañía. Además, para desarrollar un liderazgo transformador en este entorno global e hiperconectado es necesario afrontar el manejo correcto de las soft skills, la gestión de la complejidad y apostar por la transformación cultural para crear equipos flexibles, autónomos, con iniciativa, multidisciplinares y diversos”.

Por su parte Agustín Cárdenas, Director Transformación Negocio Empresas de Telefónica, ha puesto el foco en la importancia de entender la innovación como un concepto abierto que, además de trabajarse de manera interna en la empresa, debe contar con aportaciones externas. “La mentalidad Open Innovation es fundamental para integrar aportaciones externas que permitan aprovechar la visión, la fuerza y la agilidad de startups con gran potencial. En nuestra compañía, por ejemplo, apostamos por la creación de un hub de aceleración de startups o un proyecto para compartir la red de startups con otras empresas”.

En esta línea, Pablo Montoliu, Chief Information & Innovation Officer de Aon, ha destacado la importancia de combinar la innovación, la transformación cultural y la evolución digital para impulsar la competitividad de las compañías. “La palabra transformación tiene una connotación temporal, de un proceso que comienza y termina, por ello, prefiero hablar de evolución digital ya que las compañías deben evolucionar y adaptarse de manera continua en función del contexto. Por otro lado, creo que es importante entender la digitalización y la innovación como dos procesos diferenciados que, en ocasiones, pero no siempre, están relacionados entre ellos”. Además, ha apuntado que “el rol fundamental del CIO en el contexto actual es aportar valor a los negocios teniendo en cuenta que la tecnología y las herramientas digitales no son un fin sino un medio para conseguir ser rentables y escalables”.

Liderazgo transformador y dirección del talento en la economía digital



Repensar el modelo de negocio, así como las operativas para ofrecer un valor innovador implica tomar decisiones y especialmente la necesidad de apostar por perfiles tecnológicos y digitales. Los directivos han incidido en la necesidad de entender la tecnología como un medio y no como un fin en sí mismo para alcanzar los objetivos empresariales. Han destacado por otra parte, la importancia de poner el foco en la estrategia y establecer las necesidades reales de la empresa para, posteriormente, recurrir a la tecnología más adecuada que sirva como un facilitador necesario en el proceso de innovación.

“El proceso de innovación de las compañías es muy complejo en el contexto actual porque además de los líderes, cada uno de los miembros de la compañía debe poner de su parte para conseguir que la innovación se implante de manera efectiva. Uno de los grandes desafíos que afrontan las organizaciones es atraer y retener perfiles profesionales capaces de transmitir esta mentalidad innovadora a organizaciones habituadas a modelos de trabajo tradicionales”, ha señalado Mercedes Buxadera, Group Danone CIO South West Europe de Danone.

Ver más: “Remando en dulce de leche”: charla para emprendedores de toda Latinoamérica

Eduardo Aguirre, Global Chief Information Officer/Transformation Director de Atento, ha señalado que las compañías que no han tenido capacidad de reacción ante el nuevo entorno tendrán mucha dificultad para seguir creciendo. “La pandemia ha sido un gran acelerador de cambio para las compañías y en este sentido apostar por la transformación digital es necesario para mejorar la eficiencia en la gestión de clientes. Es importante comprender que, junto a la tecnología, es necesario optimizar los procesos para conocer bien al cliente, entender sus expectativas o qué estrategias aplicar según los canales, entre otros aspectos”.

“Hacer un buen plan de cambio cultural para que la adopción de la tecnología permita cambiar los procesos internos de manera eficiente es un aspecto clave” ha apuntado José Carlos Bermejo, Head of Data & Analytics de Air Europa. Ha destacado la agilidad en la toma de decisiones como otro de los aspectos determinantes. “Las compañías deben disponer de datos, herramientas y un enfoque descentralizado a todos los niveles para mejorar su agilidad. En nuestro caso apostamos por ofrecer herramientas al personal no técnico para que puedan trabajar la información, explotarla y tomar decisiones a todos los niveles y en este sentido, trabajar las soft skills es fundamental para garantizar un liderazgo efectivo”.

Capacitación y enfoque lifelong learning



La transformación requiere de la actualización constante de las habilidades de los líderes de las organizaciones para poder repensar y ajustar sus estrategias con el objetivo de ofrecer una experiencia diferencial. Asimismo, comprometer, formar y retener a los empleados es algo fundamental para asegurar nuestra ventaja competitiva.

Los directivos que han participado en el encuentro, como Santiago Ferrer, Director Transformation Program de Día Group, han destacado la responsabilidad de las empresas de apostar por el lifelong learning y el reskilling para mejorar el desempeño y adecuar a todos los integrantes del equipo a la evolución que requieren sus puestos de trabajo.

Miguel Ángel Domínguez, Gerente del Canal Ecommerce y Estrategia CRM de Grupo Prisa, ha destacado la autoridad como factor determinante para que una compañía tenga éxito en sus procesos de innovación. “Si la persona encargada de la digitalización no tiene autoridad, adaptará la digitalización al negocio, pero no habrá transformación ya que no podrá romper silos ni formar a los equipos. Es importante evitar que la falta de autoridad o poder de decisión repercuta en el aprovechamiento del potencial de las herramientas tecnológicas porque su esencia se quede diluida bajo procesos de trabajos obsoletos”.