Deepfake: La ciberamenaza que crece a un ritmo anual del 900%

A medida que nacen nuevos desarrollos tecnológicos, también se diversifican las formas en que las personas hacen uso de estos. Recientemente, el avance de la Inteligencia Artificial (IA) ha dado lugar a una nueva arma en manos de los ciberdelincuentes: el deepfake.  Esta perturbadora técnica, respaldada por algoritmos conocidos como GAN (Generative Adversarial Networks) o RGA (Redes Generativas Antagónicas), permite la creación de imágenes falsas, ya sean fotografías, vídeos o audios, que resultan increíblemente realistas, con el fin de cometer estafas virtuales o engaños en línea. 

Según datos del Foro Económico Mundial el deepfake crece a un ritmo anual del 900%. Estas cifras son una muestra de cómo ha escalado este ciberdelito en todo el mundo, con el fin no solo de cometer fraudes, chantajes, manipulación o afectar la reputación de un individuo o empresas, sino también fomentar la desinformación a través de “fake news”. 

“Esta tecnología basada en IA se sigue perfeccionando cada vez más siendo utilizada incluso para difundir información comprometida falsa, realizar estafas millonarias a empresas y hasta entorpecer campañas políticas. Ahora estamos ante una amenaza importante capaz de impactar notablemente en la vida personal de un individuo o en el crecimiento de una marca, por lo que es importante estar alerta ante posibles vulnerabilidades que, si bien en algunos casos es fácil reconocer cuando se trata de una imagen o video falso, mientras más evoluciona esta tecnología más sofisticados y difíciles de detectar se vuelven los deepfakes”, expresó Pablo Gagliardo, director general de Noventiq Argentina.

La capacidad de manipular rostros, voces y expresiones con una precisión sorprendente plantea serios desafíos a la hora de discernir entre lo auténtico y lo falso. En este sentido, desde la empresa especialista comparten algunas estrategias para contrarrestar el deepfake. 

  1. Concientización y educación:
    La batalla contra el deepfake comienza con la concientización y la educación. Es fundamental que todos, desde el público en general hasta los profesionales y empresas, comprendan qué es el deepfake, cómo funciona y cómo se puede reconocer en algunos casos. 
  2. Fortalecimiento de la autenticidad digital:
    Las plataformas tecnológicas deben invertir en tecnologías de autenticación robustas que permitan verificar la legitimidad de los contenidos compartidos en línea. Algoritmos de reconocimiento facial y de voz, así como marcas de agua digitales, pueden desempeñar un papel crucial en la protección de la integridad de los archivos multimedia.
  3. Colaboración y cooperación:
    La lucha contra el deepfake requiere un esfuerzo conjunto de gobiernos, empresas tecnológicas, instituciones académicas y sociedad civil. Se deben establecer alianzas sólidas para compartir conocimientos, recursos y mejores prácticas en la detección y mitigación de deepfakes. Además, la colaboración internacional es fundamental para abordar este desafío global y establecer estándares comunes que promuevan la integridad y la autenticidad en los medios digitales.
  4. Legislación y regulación:
    En ciudades como California ya se han impuesto leyes contra el uso del deepfake en aspectos pornográficos y políticos. Esto demuestra que los gobiernos deben trabajar en conjunto para establecer marcos legales que penalicen la producción y difusión de deepfakes con intención maliciosa.

“El deepfake puede ser identificado en algunos casos ya sea por movimientos bruscos, cambios de iluminación de un fotograma al siguiente, parpadeo extraño o ausencia del mismo y falta de sincronía de los labios con el habla, sin embargo, esta amenaza no debe subestimarse. Requiere un enfoque integral que abarque la educación, la tecnología, la legislación y la colaboración. Al implementar estrategias efectivas, podemos contrarrestar el avance del deepfake y proteger la integridad de la información en la era digital. Juntos, podemos salvaguardar nuestra sociedad y preservar la confianza en los medios que consumimos y compartimos”, concluyeron.

Ver más: 5 razones por las que todos deberíamos usar una VPN

Ver más: MMA, la comunidad global de marketing, presenta a su Junta Directiva en México

Ver más: Amazon rechaza las normas impuestas por la Unión Europea