El almacenamiento en la nube será la principal tendencia de TI para 2023

Para 2023, se espera que al menos el 40% de las cargas de trabajo empresariales se implementen en una plataforma en la nube y servicios de infraestructura, según Gartner. De acuerdo a la consultora, para 2025, en respuesta a los requisitos de rendimiento, seguridad y cumplimiento, el 60% de las organizaciones contará con servicios de nube dedicados, ya sea en un datacenter o en las instalaciones de un proveedor de servicios. Este concepto está vinculado a dos perspectivas importantes que siguen la tendencia: la nube híbrida y el edge computing.

El 57% de las empresas consultadas en un estudio, recientemente publicado y realizado por Telefónica Tech, invertirá más presupuesto en estrategias TIC en los dos próximos años. Dicho estudio se ha llevado a cabo en España, Brasil, Argentina, Reino Unido e Irlanda. El 48% de las compañías, el 42% de ellas españolas, responde que ha adelantado su planificación digital, incluyendo la tecnología colaborativa y en la nube, debido a la pandemia.

Por su parte, la compañía Power Data ha dado a conocer que el almacenamiento en la nube se consolida como tendencia futura y que ha sido una de las estrategias digitales más desarrolladas en 2022. Tanto que, según sus datos, el 95% de las nuevas iniciativas digitales lo representará el almacenamiento en la nube.

Ver más: El peligro de cargar el móvil o el portátil en puertos USB públicos

“Las soluciones administradas en la nube combinadas con el código abierto forman una poderosa solución para el desarrollo de herramientas disruptivas, capaces de abordar demandas específicas, ayudando a superar desafíos de cualquier naturaleza y escala, además de apoyar la adopción e implementación de nueva tecnología de punta, como la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y también el edge computing”, comenta Thiago Araki, Director de Tecnología y GTM de Red Hat para Latinoamérica.

El camino hacia la nube es la primera tendencia digital de las empresas para 2023, según IPM, a Ricoh Company, continuando así con lo ya iniciado en 2022. Un estudio elaborado por esta empresa el año pasado ya indicaba que las sociedades que han apostado por el cloud están triplicando sus beneficios en comparación con las que no lo han hecho.

Durante el viaje de digitalización de las organizaciones, se destacan algunas tendencias en la estructuración de modelos de negocios nativos de la nube. En 2023, los propósitos específicos, la búsqueda de escalabilidad y la aceleración del portafolio de servicios prometen acelerar aún más la transformación digital de las empresas e influir de manera más directa en el mercado de la nube.

El gerente de productos en la nube de IPM, Raúl Coria, explica que el cloud computing “proporciona a las compañías más disponibilidad, permite tomar decisiones empresariales más ágilmente, facilita mayor resiliencia sobre los datos de la organización y asegura la continuidad del negocio”. Además, añade, el cloud computing “nos facilita protección porque la ciberseguridad, hoy por hoy, es una primera obligación y más en cualquier empresa”.

La otra gran tendencia en el mundo digital de las empresas para 2023 son las modern apps (literalmente “aplicaciones modernas”) nacidas para un modelo cloud. “El hecho de que las aplicaciones se utilicen en el mayor conjunto de dispositivos y plataformas maximiza la productividad de una empresa”, señala Coria.

Una de las explicaciones de por qué las modern apps están ganando terreno a pasos agigantados es, igualmente, la protección que brindan desde el código base, lo que produce la incorporación de ciberseguridad a todo su ciclo de vida.