El gasto mundial en la nube crecerá un 20% en 2023

Anunciaron el lanzamiento de Cloud0 (Cloud Costo Optimization), una solución que ayuda a las organizaciones a ahorrar hasta un 40% en costos cloud, en alianza con sus principales proveedores: AWS, Azure y Google Cloud Platform (GCP).

Cloud0, que optimiza los recursos de los principales proveedores cloud, como AWS, Azure y GCP, analiza la carga de trabajo en la nube, buscando oportunidades de ahorro y optimización del servicio, bajo la premisa de no alterar el nivel de servicio provisto a los clientes y determinando la configuración más eficiente y mejores prácticas para las soluciones desplegadas en la nube.

En redbee tenemos el gen de la innovación, apoyados en las prácticas más relevantes del mercado”, asegura Jorge Lucero, CEO de redbee, y agrega: “Cloud0 es un claro ejemplo de nuestros más de 11 años de trayectoria, en los que combinamos la excelencia técnica y la disposición resolutiva para encarar cualquier desafío”.

Ver más: Autenticación de identidad, la clave para prevenir fraudes cibernéticos

La migración a la nube es una decisión que conlleva un riesgo latente que, muchas veces, pasa desapercibido: la acumulación de capacidad ociosa con costos innecesarios promedio en la industria de un 40%. Acumulación que seguirá  en incremento: la firma de analistas Gartner ha pronosticado que el gasto en la nube pública de los usuarios finales crecerá en 2023 más de un 20% (591,80 mil millones de dólares), superior al crecimiento del 18,8% registrado en 2022.

Cloud0 permite identificar recursos no utilizados; optimizar la exacta cantidad de recursos requeridos; detectar planes con descuento de los proveedores cloud, utilizar instancias por debajo del precio de demanda; optimizar costos de storage y realizar una reingeniería de aplicaciones que permita aprovechar mejor las funcionalidades de la nube y optimizar los costos, entre otras capacidades.

La alocación de recursos en la nube varía todo el tiempo: nuevas soluciones, actualizaciones y cambios, entre otros factores. La demanda de procesamiento varía muchas veces en forma estacional o por horarios, por lo cual monitoreamos y ajustamos el uso de recursos permanentemente”, cierra.