Elon Musk vuelve sobre sus pasos

A tan solo 13 días del juicio que buscaba resolver la disputa entre ambas partes, Elon Musk cedió a mantener su oferta pública de adquisición de Twitter por el precio original de 44.000 millones de dólares.

El financiero ha trasladado la propuesta a la empresa en una carta. Ha registrado una copia de la misma ante la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (la SEC, por sus siglas en inglés).

En ella se lee: “Les escribimos para notificarles que Musk y sus socios tienen la intención de proceder al cierre de la transacción contemplada en el acuerdo de fusión del 25 de abril de 2022, en los términos y con sujeción a las condiciones establecidas en el mismo y a la espera de recibir los fondos de la financiación de la deuda contemplados en el mismo, siempre y cuando el Tribunal de la Cancillería de Delaware apruebe una suspensión inmediata del proceso Twitter vs. Musk (…) y suspenda el juicio y todos los demás procedimientos relacionados con él hasta que se produzca dicho cierre o una nueva orden del Tribunal”.

Los abogados de Musk enviaron la carta a los de Twitter pasada la medianoche del lunes al martes y también registraron un escrito confidencialmente ante el juzgado de equidad de Delaware antes de una vista prevista para este mismo martes. Musk ha retrasado su declaración en el caso ante los abogados de Twitter, lo que había desatado especulaciones sobre la posibilidad de un acuerdo. Su citación estaba prevista ahora para esta misma semana. Debía prestar declaración en Austin (Texas) el jueves y el viernes, mientras que el consejero delegado de Twitter, Parag Agrawal, se disponía a testificar el próximo lunes.

Musk acusó meses atrás a Twitter de mentir sobre el número de ‘bots’ o cuentas spam que la compañía había suministrado y empezó varias críticas públicas que fueron negativas para la reputación de la empresa del ave azul.

Ver más: ¿Qué busca Elon Musk llamando como testigo a Jack Dorsey en el juicio por Twitter?

Los bots son cuentas automatizadas y su uso puede generar sobreestimaciones de cuántos humanos hay en el servicio, un dato que es importante para determinar las tarifas de publicidad y el valor general de una red social.

“Estoy sentado en las lecturas de la estrategia de toda la empresa para 2023 y supongo que vamos a ignorar colectivamente lo que está pasando”, escribió Rumman Chowdhury, director de ética, transparencia y responsabilidad del aprendizaje automático de Twitter.

No se conocen las razones de fondo que motivaron a Elon Musk a revivir el acuerdo de abril, el magnate tuiteó al respecto haciendo alusión a sus próximas movidas empresariales luego de oficializar la compra de la red social.

Recientemente, se publicaron una serie de mensajes de texto que incluyen conversaciones entre Jack Dorsey, exCEO y fundador de Twitter, y los posibles planes de Musk para adquirir la compañía. En uno de ellos, Musk también parece admitir el reto para limpiar las cuentas falsas de la red social.

“Esto es difícil de hacer como una empresa pública, ya que purgar a los usuarios falsos hará que los números se vean terribles, por lo que la reestructuración debe hacerse como una empresa privada”, dijo Musk en una conversación con Bret Taylor, co-CEO de Salesforce y presidente de Twitter.

La jueza Kathaleen McCormick, de 42 años, era la encargada de resolver el juicio, sin necesidad de jurado. Su historial es de alguien que hace respetar los contratos, salvo que haya un incumplimiento muy evidente, lo que no parecía darse en esta ocasión. La impresión general entre los expertos era que las posibilidades de Musk de triunfar en el juicio eran escasas. Eso parece haberle llevado a rendirse.