Ericsson acusa a las operadoras de la situación insostenible del mercado

Borje Ekholm, CEO de Ericsson, ha aprovechado la reciente publicación de resultados de su firma para advertir de la posibilidad de que el mercado siga declinando a lo largo de 2024 –con excepción de China– y las incertidumbres de 2023 se mantengan, al tiempo que se lamentaba de los niveles de inversión de las operadoras, que considera lo bastante bajos como para provocar una situación insostenible.

En el anuncio de resultados del cuarto trimestre y de todo el año 2023, Ekholm ha explicado que Ericsson ha seguido una estrategia de liderazgo en redes móviles y de crecimiento de su negocio de empresas.

Ha añadido que, si bien la actuación de la empresa empieza a dar frutos, “no está satisfecha de su rentabilidad y queda trabajo por hacer”.

Ha explicado que el sector de redes móviles sigue en un terreno difícil y que cabe prever un nuevo declive del mercado de RAN en 2024, sin más excepción que China, “porque los clientes se mantienen en su cautela y el ritmo de inversión se normaliza en India”.

Ekholm señala como motivo de optimismo el contrato de RAN abierta, valorado en 14.000 millones de dólares (casi 13.000 millones de euros), que su firma cerró con AT&T en diciembre de 2023, y prevé que la operación empezará a materializarse durante el segundo semestre de 2024.

El directivo opina que la demanda subyacente generada por un tráfico de datos cada vez mayor, así como por la circunstancia de que la 5G se halla en las primeras fases de su despliegue, implica que será necesaria una inversión adicional en redes y que “debería materializarse una recuperación del mercado”.

Pero entiende que el momento en el que se produzca la recuperación “depende, en última instancia, de los clientes”.

Las cifras

La facturación del cuarto trimestre de 2023 disminuyó un 16% interanual hasta los 71.900 millones de coronas suecas (unos 6.322 millones de euros), lo que se debe en gran medida a un descenso del 23% en las ventas de Redes, que se han quedado en un valor de 45.000 millones de coronas suecas (casi 4.000 millones de euros).

Los ingresos provenientes de Nube, Software y Servicios han descendido en un 4%, hasta situarse en 19.600 millones de coronas suecas (unos 1.700 millones de euros), si bien dicha caída se vió compensada en parte por un incremento del 7% en las ventas de Enterprise, que alcanzaron los 6.700 millones de coronas suecas (unos 589 millones de euros).

Los ingresos netos disminuyeron un 30,5%, hasta los 3.400 millones de coronas suecas (unos 300 millones de euros).

En una declaración independiente, Ericsson ha anunciado el nombramiento de Lars Sandström como director de Finanzas.

Sandström asumirá el cargo el día 1 de abril, en sustitución de Carl Mellander, que dejará la empresa después de más de 25 años en ella.

El nuevo director de Finanzas se incorporará a Ericsson tras haber desempeñado el mismo cargo en la empresa de tecnología médica Getinge.

También ha ocupado posiciones destacadas en las firmas de automoción Volvo y Scania. [N. T.]

Ver más: Usan el nombre de ChatGPT para robar API keys

Ver más: ¿Qué podemos esperar del mercado de consumo electrónico 2024?

Ver más: Rompiendo las barreras lingüísticas: Traducción simultánea con Galaxy AI