Ericsson le gana la partida a Nokia

AT&T se asociará con su rival sueco Ericsson, que fabricará equipos 5G en EE:UU. El desembolso de AT&T se acercará a los 14.000 millones de dólares durante su contrato de cinco años con Ericsson.

AT&T ha anunciado este martes sus planes para “liderar” la implementación en EEUU de una red de acceso de radio abierta (Open RAN) a escala comercial, para lo que ha firmado un contrato de colaboración con Ericsson por un periodo de 5 años valorado en 14.000 millones de dólares.

El plan Open RAN de AT&T busca que el 70% del tráfico de su red inalámbrica fluya a través de plataformas con capacidad abierta para fines de 2026. La compañía espera tener sitios RAN abiertos completamente integrados que operen en coordinación con Ericsson y Fujitsu, a partir de 2024.

ORAN utiliza software basado en la nube y equipos de varios proveedores, lo que ofrece un enfoque más rentable en comparación con los equipos propietarios de empresas como Nokia, Ericsson y Huawei. La ventaja reside en la interoperabilidad de los componentes de ORAN, que fomenta la colaboración entre distintos proveedores.

Nokia dijo que esperaba que los ingresos de AT&T en su división de redes móviles, (que ha representado entre el 5% y el 8% de las ventas netas en lo que va del año), disminuyeran en los próximos dos o tres años. Anticipa que la división seguirá siendo rentable, pero señaló un retraso en su cronograma para lograr un margen operativo de dos dígitos de hasta dos años.

También se informó que un plan de reducción de costos previamente anunciado en octubre eliminaría hasta 14.000 puestos de trabajo, lo que ayudaría a mitigar parcialmente el impacto de la decisión de AT&T. Nokia seguirá suministrando a AT&T productos y servicios en otras áreas.

“El compromiso conjunto de varios años de AT&T y Ericsson con la implementación de Open RAN llega en un momento crucial en el ciclo de innovación 5G. Este cambio hacia una red inalámbrica abierta, ágil y programable posiciona a AT&T para capitalizar rápidamente la próxima generación de tecnología inalámbrica y espectro cuando esté disponible”, destaca la firma estadounidense.

Börje Ekholm, presidente y director ejecutivo de Ericsson, subraya que “las redes diferenciadas y de alto rendimiento serán la base para el siguiente paso en la digitalización“.

“Estoy entusiasmado con este futuro y feliz de ver que nuestro socio a largo plazo, AT&T, elige a Ericsson para este cambio estratégico en la industria: pasar a redes abiertas, programables y basadas en la nube. A través de este cambio, y con interfaces y API abiertas, la industria verá nuevos modelos de negocio basados ​​en el rendimiento, creando nuevas formas para que los operadores moneticen la red”, agrega.

Ericsson aprovechará su fábrica inteligente 5G de Lewisville (Texas, EEUU) para la fabricación de equipos 5G para este contrato. Inaugurada en 2020, la fábrica funciona totalmente con electricidad renovable, y recientemente completó una expansión, elevando su área de producción a más de 107.000 pies cuadrados.

Ver más: Nokia y Ericsson alertan sobre los riesgos de la ley de ciberseguridad de la UE

Ver más: Ericsson está trabajando en un 5G “Premium”

Ver más: Ericsson: 2024 será un año incierto