Estrategias para invertir en tecnología de IA: Cómo, cuánto y dónde invertir

Por Matías Berardi, Líder del segmento SMB para la región de habla hispana de América Latina de AMD

Según la CEPAL, actualmente los niveles de productividad son hasta 33 veces mayores en empresas grandes respecto a las microempresas. En el caso de las PyMEs, estas constituyen alrededor del 99% del total y emplean aproximadamente al 67% de la fuerza laboral en Latinoamérica, por lo que se estima que al mejorar las deficiencias en su productividad podrían generar una contribución muy significativa al PBI.

Las PyMEs enfrentan una serie de retos para seguir creciendo, desde preocupaciones sobre ciberseguridad, hasta la búsqueda de mayor eficiencia operativa y acceso a nuevos mercados. Aquí yace la importancia de explorar estrategias innovadoras para afrontar estos desafíos, una de las más importantes siendo inversión en Inteligencia Artificial (IA). Pero ¿cómo pueden estas empresas abordarlo de manera efectiva y estratégica? ¿Cuánto es necesario invertir y dónde se encuentran las oportunidades más prometedoras? Estas son preguntas clave que merecen ser analizadas en profundidad para lograr un resultado satisfactorio.

La presencia de IA en el hardware -desde la PC hasta el centro de datos- ofrece un inmenso potencial para aquellos empresarios que buscan impulsar el crecimiento y la innovación de su negocio. Con soluciones impulsadas por IA, los negocios pueden automatizar tareas rutinarias, optimizar procesos y tomar decisiones basadas en datos con mayor precisión y rapidez. Esto no solo mejora la productividad, sino que también les permite adaptarse rápidamente a las cambiantes dinámicas del mercado y las preferencias de los clientes.

En AMD, creemos que el verdadero poder de la IA radica en su capacidad para democratizar la innovación y nivelar el campo de juego para todo tipo de organizaciones. Al aprovechar el análisis impulsado por IA, estas pueden comprender mejor a sus grupos de interés, identificar tendencias emergentes y personalizar sus productos y servicios para satisfacer demandas en evolución. Esto no solo fomenta la lealtad del cliente, sino que también abre nuevas fuentes de ingresos y oportunidades comerciales.

Ahora, para poder invertir en tecnología de IA, las PyMEs deben adoptar un enfoque estratégico y pragmático. Aquí hay algunas consideraciones clave:

  • 1- Identifica las necesidades de tu negocio: Antes de invertir en IA, se deben evaluar sus necesidades y objetivos empresariales específicos. Ya sea consolidar operaciones, mejorar el servicio al cliente, u optimizar campañas de marketing, alinear las inversiones en IA con las prioridades empresariales es crucial para maximizar los rendimientos.
  • 2- Comenzar pequeño y escalar gradualmente: La adopción de la IA no tiene por qué implicar un compromiso total e inmediato. Las PyMEs pueden dar sus primeros pasos con proyectos piloto o pruebas de concepto para poner a prueba la viabilidad y eficacia de las soluciones de IA en sus operaciones. Al empezar de forma gradual y escalar progresivamente, las empresas pueden reducir riesgos y ajustar sus estrategias en función de la retroalimentación y los resultados.
  • 3- Elegir las soluciones de IA correctas: Con una gran cantidad de tecnologías y proveedores de IA en el mercado, las pequeñas empresas deben evaluar cuidadosamente sus opciones y elegir soluciones que se alineen con sus objetivos empresariales, presupuesto y capacidades técnicas. Es muy beneficioso como punto de partida, tener PCs que cuenten con hardware con NPU integrado, como aquellas equipadas con procesadores AMD Ryzen Serie 7040 y AMD Ryzen Serie 8000, para poder aprovechar al máximo los beneficios de la IA. Los beneficios son muchos, entre ellos: alto rendimiento, eficiencia energética, privacidad de datos y seguridad por llevar gran parte del procesamiento en un entorno local gracias a AMD Ryzen AI.
  • 4- Considerar el Costo Total de Propiedad (TCO): Al evaluar el costo de las inversiones en IA, las pequeñas empresas deben considerar no solo la inversión inicial sino también las implicaciones a largo plazo. Factores como tarifas de licencia de aplicaciones, costos de capacitación y soporte y consumo de energía del equipamiento, deben tenerse en cuenta para determinar el costo total de propiedad y el retorno de la inversión.
  • 5- Buscar aliados y apoyo: El canal de distribución es el principal aliado para maximizar la experiencia de incorporación de IA. Gracias a ellos, los clientes acceden a experiencia, recursos y servicios de soporte, acelerando así la adopción de soluciones adecuadas. En Perú, contamos con una amplia red de distribuidores y revendedores de cómputo a nivel nacional, que ya están preparados para asesorar las PyMEs sobre el mejor camino para una correcta implementación de este tipo de herramientas. 

En el segmento de PyMEs (SMB, por sus siglas en inglés) de AMD tenemos el objetivo de contribuir a que puedan adoptar una mentalidad estratégica y pragmática hacia la inversión en IA y desbloquear todo el potencial de esta tecnología, impulsando la innovación, la eficiencia operativa y el crecimiento empresarial en la región.

Ver más: Musk y el Pentágono bloquean el uso de Starlink a Rusia

Ver más: Cómo combatir los ciberataques generados por una IA contra otra IA

Ver más: Sacerdote creado con IA fue despedido tras respuestas “inapropiadas”