Fortalecimiento del dólar: Un dolor de cabeza para el mundo

Casi todas las monedas del grupo de las principales economías del G20 se están depreciando frente al dólar. La lira turca lidera el descenso desde principios de año, con un 8,8 por ciento. El yen japonés ha caído un 8 por ciento y el won surcoreano un 5,5 por ciento.

Tanto las economías desarrolladas como las emergentes han visto debilitarse sus divisas a un ritmo acelerado: el dólar australiano, el dólar canadiense y el euro han caído un 4,4 por ciento, un 3,3 por ciento y un 2,8 por ciento, respectivamente.

Este fortalecimiento del dólar estadounidense se ha convertido en un importante motivo de preocupación para los países de todo el mundo, disparando especialmente las alarmas en las economías emergentes, y preocupando también a los países industrializados.

Según el Fondo Monetario Internacional, una subida del dólar del 10 por ciento en el mercado de divisas haría caer el producto interno bruto real de las economías emergentes un 1,9 por ciento al cabo de un año, con efectos económicos adversos que durarían más de dos años.

Estas preocupaciones no se limitan a las economías emergentes. Japón y otros países desarrollados andan también nerviosos por la continua depreciación de sus monedas.

En relación con la reunión de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20, que se celebrará esta semana en Washington DC, el ministro japonés de Finanzas, Shunichi Suzuki, declaró el viernes 12 de abril que “es posible que [el dólar] esté en la agenda”.

¿Por qué se aprecia el dólar estadounidense?

El principal motivo de la subida del dólar es la posibilidad de que la Reserva Federal estadounidense recorte pronto los tipos de interés. El índice de precios al consumidor (IPC) de EE. UU., publicado el miércoles 10 de abril, subió por encima de las expectativas del mercado. Esto significa que la inflación estadounidense podría estar volviendo a subir.

Además, recientemente, las crecientes tensiones en Oriente Medio, tras los ataques de Irán a Israel, han impulsado la divisa estadounidense, gracias a su estatus de refugio seguro. Por último, mientras muchas economías del mundo experimentan un crecimiento moderado, los indicadores económicos estadounidenses superan sistemáticamente las expectativas.

Morgan Stanley dice que el estatus del dólar como moneda de reserva dominante será duradero

En un nuevo informe en el que analiza el estatus de reserva del dólar, Morgan Stanley indicó que no espera que el dominio de la divisa cambie pronto, señalando que la influencia del billete verde en la economía mundial a través de una serie de indicadores económicos y financieros sigue siendo fuerte.

“El competidor más discutido es China, y sí esperamos un papel modestamente más global para el CNY”, dijo la nota de Morgan Stanley, refiriéndose al yuan.

“No obstante, creemos que el ‘desafío 3D’ de China de la deuda, la deflación y la demografía limitará el atractivo internacional del CNY”, añadió la nota, estimando que las reservas de divisas en yuanes deberían aumentar a sólo el 5% en 2030 desde el 2,3% actual.

Morgan Stanley dijo que son esperables algunos periodos de debilidad del dólar, mientras que la proximidad de las elecciones presidenciales en Estados Unidos podría poner a prueba el estatus del dólar.

Ver más: Despidos en EEUU alcanzan mayor nivel en 14 meses. ¿Qué sectores afectan?

Ver más: Banco Mundial recorta pronóstico de crecimiento para América Latina

Ver más: Renunciar a China es difícil, incluso para el anarcocapitalista argentino