Gartner pronostica una caída en la facturación de semiconductores

Gartner prevé que en 2023 los ingresos mundiales por semiconductores disminuirán en un 3,6% hasta quedarse en 596.000 millones de dólares (unos 577.424 millones de euros), debido en parte al empeoramiento de las perspectivas económicas en el segmento de las memorias DRAM, en el que aprecia un exceso de oferta que, según sus pronósticos, se prolongará hasta finales de setiembre de 2023.

Los analistas de la firma prevén que la facturación en concepto de memorias DRAM caiga un 2,6% hasta situarse en 90.500 millones de dólares (casi 86.700 millones de euros) en 2022, y que en 2023 disminuya todavía más, un 18%.

Por otra parte, señalan que los ingresos mundiales por semiconductores crecerán en un 4%, hasta los 618.000 millones de dólares (casi 600.000 millones de euros), en 2022.

Los analistas aventuran que la debilidad de los mercados de consumo se debe a la disminución de la renta disponible causada por la inflación y los tipos de interés, y que el dinero sobrante se gasta en apartados tales como viajes, ocio y espectáculos, y no en tecnología.

Ver más: Huawei se une a la ONU para conectar a más de 120 millones de personas en zonas remotas

Los mercados empresariales B2B, como los de redes, informática, industria, medicina y transporte comercial, han resistido hasta la fecha a pesar de los trastornos de carácter geopolítico y la inminente desaceleración macroeconómica.

Richard Gordon, vicepresidente de Gartner, ha declarado que la fortaleza del sector empresarial se debe a las inversiones con que las empresas buscan reforzar sus infraestructuras para apoyar el teletrabajo, los planes de expansión de negocio y las estrategias de digitalización en curso.

Ha señalado que los mercados industriales, de infraestructuras de telecomunicaciones y de centros de datos, entre otros, “se verán menos afectados a corto plazo por las actitudes y el gasto de los consumidores”.