Glovo saldría a la Bolsa en 2022

La startup barcelonesa de reparto a domicilio cuenta ya con la asesoría de Morgan Stanley y de Uría Menéndez para dar los pasos previos para su salto a la Bolsa en 2022. 

Glovo, valorada en más de 2.100 millones de euros por el gigante alemán Delivery Hero, uno de sus mayores accionistas. A finales de 2019, se convertía en el segundo unicornio español.

En abril de este año, Glovo recibió su ronda de financiación más grande hasta la fecha, recaudando 450 millones de euros. Fue en ella cuando, la compañía catalana vio incrementada su valoración a más 2.000 millones de euros.

Glovo parece haber acelerado su plan de salir a Bolsa (habían dicho que lo harían en dos o tres años) tras impulsar sus cuentas por la pandemia y recortar en un 80% sus pérdidas. La empresa cerró su ejercicio de 2020 con una facturación global de 360 millones de euros (frente a los 128 millones de 2019) y unas pérdidas de 51,4 millones, lejos de los 238,5 millones de un año antes. Las cuentas reflejan la venta de su negocio latinoamericano en septiembre de 2020 por 230 millones.

Ver más: Glovo contratará 2.000 repartidores

Glovo está presente en 870 ciudades en todo el mundo, 400 en España, y durante 2020 lanzó operaciones en más de 400 nuevas ciudades y en 3 países. Según la compañía, es líder en 14 de los 23 países en los que opera.

Aún quedan por concretar detalles importantes como dónde cotizará la empresa, indicando que a los fundadores de Glovo les gustaría que fuera en España, pese a que habría que trabajar ciertos aspectos regulatorios.

La compañía barcelonesa aspira a ampliar sus servicios más allá de la comida a domicilio, con una expansión hacia las compras en supermercados de la mano de la adquisición de LolaMarket y Mercadao, pero también con dos acuerdos con firmas más allá de la alimentación.

Recientemente, Glovo ha firmado un acuerdo con Fnac, la cadena francesa de electrónica y cultura, y otro con la firma neerlandesa de moda C&A, con los que va a desarrollar entregas ultrarrápidas, lo que la compañía denomina q-commerce.