Google incluirá sensores de smog en los autos de Street View para monitorear la polución

Los autos de Google Street View recorren las ciudades para tomar fotografías que luego pueden ser navegadas en su servicio de mapas. Pero, además, los vehículos incluirán sensores de calidad de aire y de clima para ayudar a las ciudades de la Área de la Bahía de San Francisco, EE.UU., a controlar sus niveles de contaminación.

Este proyecto ayudará al gobierno local a entender mejor los procesos de polución y la meterología de la zona. Según apunta GovTech, las autoridades ajustaron la red para proveer información de esa naturaleza, junto a las 31 estaciones que ya tienen instaladas para recopilar datos.

La iniciativa es llevada a cabo por Google y el fabricante de sensores Aclima, según indicó el buscador en su blog dedicado a temas ambientales. Claro que los datos estarán sujetos a la frecuencia en la que Google capture imágenes de la zona, por lo que los datos no serán contínuos, sino que estarán atados a variables espaciales y temporales. Por lo tanto, carece de cierto rigor científico y, por lo tanto, no ofrece una calidad de datos que permita llegar a conclusiones firmes.

“Se trata de una área tecnológica en crecimiento que se mueve rápidamente. Hemos intentado poniéndo los sensores en cuadricópteros. Entonces, éstos podrían ir a cualquier lugar y la pregunta es, desde el lado de la ciencia de datos, ¿qué podemos aprender y qué tipo de decisiones podemos tomar?”, indicó Pete Beckman, un científico del Argonne National Laboratory que trabaja para crear “La matriz de los datos” en Chicago, una red de sensores para mapear la calidad del aire en esa ciudad.

El experto aseguró que lo mejor sería instalar estos sensores en los autobuses, que tienen un recorrido fijo y contínuo. Allí el desafío es encontrar los vehículos que recorran zonas urbanas con mayor frecuencia, lo cual devolverá datos más sólidos que podrán ser utilizados para crear políticas tendientes a reducir el impacto ambiental. También se podrían sumar a detectores instalados en edificios céntricos.

Por su parte, Karin Tuxen-Brettman, Gerente del Programa Google Eart Outreach, aseguró que la idea es analizar las métricas para crear mapas de polución del aire, detectar puntos de actividad crítica (hotspots) y entender la información. Además, la información estará disponible abiertamente, para que cualquier científico, autoridad o ciudadano pueda acceder a ellos.