Guerra de chips entre EEUU y China al rojo vivo

La guerra por los semiconductores entre las dos grandes potencias ha tomado otro rumbo y se traduce en un foco de una tensión creciente en la guerra comercial actual.

El Gobierno del gigante asiático ha anunciado que aumentará desde agosto los controles para la exportación de galio y germanio, dos metales clave en la fabricación de semiconductores y otros componentes para paneles solares, coches eléctricos y teléfonos móviles.

Ambos son metales plateados, considerados metales menores. No suelen encontrarse solos en la naturaleza, más bien se producen en fábricas dedicadas a otras materias primas más comunes, como el zinc o aluminio. 

El galio se utiliza en semiconductores compuestos, que combinan muchos elementos para mejorar la velocidad de transmisión, en pantallas de televisores, teléfonos móviles, paneles solares, coches eléctricos y radares. El germanio se utiliza en comunicación por fibra óptica, gafas de visión nocturna y carrera espacial: la mayoría de los satélites funcionan con células de germanio.

China es la principal fuente de producción ambos metales. China produce alrededor del 60% del germanio mundial, según la asociación europea Alianza de Materias Primas Críticas (CRMA). El resto procede de Canadá, Finlandia, Rusia y Estados Unidos.

Alrededor del 80% del galio se produce en China, según la CRMA. 

Los expertos consideran las restricciones como una represalia por las limitaciones impuestas por EE UU al envío de semiconductores utilizados para inteligencia artificial y herramientas para la fabricación de chips de EE UU a China, una medida que frena la capacidad de China para fabricar piezas necesarias para el funcionamiento de superordenadores o sistemas de defensa.

Por su lado Estados Unidos se opone “firmemente” a los controles a la exportación anunciados por China sobre el galio y el germanio, metales necesarios para producir semiconductores y otros productos electrónicos, dijo el miércoles un portavoz del Departamento de Comercio estadounidense, que añadió que Washington consultará a sus socios y aliados cómo abordar la cuestión.

“Estas acciones subrayan la necesidad de diversificar las cadenas de suministro. Estados Unidos colaborará con sus aliados y socios para abordar esta cuestión y reforzar la capacidad de recuperación de las cadenas de suministro críticas”, dijo el portavoz del Departamento de Comercio en un comunicado enviado por correo electrónico.

La Comisión Europea también ha expresado su preocupación. El ministro de Economía alemán, Robert Habeck, dijo que cualquier ampliación de los controles a materiales como el litio sería “problemática”.

El Pentágono estadounidense tiene una reserva estratégica de germanio, pero actualmente no tiene reservas de galio, dijo un portavoz el jueves, después de que China anunció restricciones a la exportación de los dos metales utilizados en los semiconductores.

“El Departamento (de Defensa) está tomando medidas proactivas utilizando las autoridades del Título III de la Ley de Producción de Defensa para aumentar la minería nacional y el procesamiento de materiales críticos para la microelectrónica y la cadena de suministro espacial, incluyendo el galio y el germanio”, dijo el portavoz.

Ver más: India y Estados Unidos refuerzan sus vínculos para fabricación de chips

Ver más: Berlín e Intel cierran acuerdo para nueva planta de chips

Ver más: El gigante estadounidense de chips Micron invertirá 600 millones de dólares en China