Histórico: India supera con holgura los “los 20 minutos de terror”

El róver lunar de la nave india Chandrayaan-3 salió el jueves de la nave espacial para iniciar su exploración de la superficie lunar y realizar experimentos que ayuden a futuras sondas, mientras diversos medios saludaban el histórico alunizaje como la mayor hazaña científica del país.

La nave alunizó en el inexplorado polo sur de la Luna el miércoles por la noche, días después de que la nave rusa Luna-25 fracasara, convirtiendo a India en el primer país en lograr esta hazaña.

India acaba de cumplir con dos hitos increíbles en la carrera espacial: por un lado, conquistó la Luna y pasará a formar parte del elenco de las potencias que ya lo habían logrado en años previos (EEUU, Rusia y China) y, por otro –lo que aún significa mucho más– se convirtió en el primer país que consigue descender una nave en el Polo Sur del satélite natural. Un escenario que plantea un terreno difícil pero desafiante; tanto que nunca antes la humanidad había conseguido posarse allí, la región en la que se prevé la existencia de grandes extensiones de agua congelada. Un recurso muy preciado, sobre todo, si se tiene en cuenta que la Luna podrá servir en las décadas siguientes como estación de servicio para viajes cósmicos hacia Marte y otros destinos del universo.

“Hemos conseguido el aterrizaje suave. La India está en la Luna”, ha proclamado Shri S. Somanath, jefe de la agencia espacial india.

“Este éxito no es solo de la India”, ha dicho el presidente del país, Narendra Modi, por videoconferencia desde Sudáfrica, “pertenece a toda la humanidad”. “Esta misión ayudará a otras misiones lunares de otros países. Todos podemos aspirar a llegar a la Luna y más allá”, ha añadido.

“La operación de aterrizaje es extremadamente compleja, por eso la llamamos los 20 minutos de terror”, había explicado a EL PAÍS Santosh Vadawale, científico de la misión Chandrayaan-3, antes del alunizaje exitoso.

Los momentos más críticos han comenzado cuando el módulo Vikram ha alcanzado el punto más cercano a la Luna dentro de su órbita elíptica. En ese instante iba a más de 6.000 kilómetros por hora.

“¡El róver Ch-3 bajó del Lander e India dio un paseo por la Luna!”, dijo la Agencia India de Investigación Espacial (ISRO, por sus siglas en inglés) en la red social X, antes Twitter.

El jefe de la ISRO, S. Somanath, dijo que el róver “Pragyan” tenía dos instrumentos para realizar experimentos de composición química y de elementos.

“Más que eso, hará la itinerancia en la superficie, también haremos un ejercicio de planificación de rutas robóticas que es muy importante para nosotros para futuras exploraciones”, dijo Somanath a la agencia de noticias india ANI.

En el interior de Vikram se halla ‘Pragyan’ (26 kilogramos), un pequeño vehículo de seis ruedas que será el protagonista y encargado de estudiar las propiedades químicas, térmicas y físicas de la superficie lunar. Incluso, entre los artefactos hay un sismómetro que reportará la existencia de terremotos.

“¡Felicidades por el exitoso aterrizaje lunar Chandrayaan-3 en el Polo Sur! Y felicitaciones a la India por ser el cuarto país en lograr un aterrizaje suave de una nave espacial en la Luna. ¡Estamos encantados de ser su socio en esta misión!”, ha expresado en redes Bill Nelson, jefe de la NASA.

La misión, que tuvo un costo total de 70 millones de euros, significa un hito científico y anota al país asiático en una carrera espacial que se creía, hasta el momento, de tres competidores Estados Unidos, China y Rusia.

Ver más: Se estrella el sueño ruso sobre la superficie lunar

Ver más: Artemis I: Concluye con éxito la misión luego de 20 días de viaje

Ver más: Artemis I: Los logros de la misión van “mucho más allá” de lo esperado