Humanos digitales reemplazarán a los asistentes virtuales

Tienen el aspecto de una persona, hablan como una persona y hasta son capaces de mantener una conversación e incluso bromear como haría una persona. Pero no son humanos, sino avatares digitales creados para atender a los usuarios online.

Los Humanos Digitales tienen la habilidad de entender, moverse y expresarse como una persona real. Están diseñados para convertir cada interacción con tu cliente en una experiencia única. Pueden responder preguntas, reservar una mesa, preparar un presupuesto o cobrar un servicio.

Detrás de esta tecnología está la start up española Wehumans, pionera en nuestro país en el desarrollo de humanos digitales entrenados con inteligencia artificial. Sus creadores prometen que estos avatares, dotados de voces naturales generadas mediante modelos neuronales, ofrecerán una experiencia mucho más satisfactoria que los actuales chatbots.

humanos digitales

Ver más: La Inteligencia Artificial va avanzando a pasos agigantados

Nuestros Humanos Digitales personalizan la experiencia de usuario hasta convertirla en memorable. ¿Cómo?  Construyendo relaciones más intensas y memorables con los clientes, ayudando a fortalecer y personalizar vínculos con tus usuarios y consumidores de una forma que hasta ahora solo era posible en el mundo físico, se lee en el sitio de la empresa.

“Hay espacio en el mercado para hacer un servicio de atención al cliente diferente”, asegura María Pardo de Santayana, directora comercial y de márketing de Wehumans. 

Nuestros Humanos Digitales responden a personalidades bien definidas que ayudan a personalizar la experiencia de usuario. No necesitan descansar, tienen conocimientos infinitos, hablan en cualquier idioma, en cualquier acento y con cualquier voz, refieren.

Esta tecnología tiene detrás una plataforma que determina el comportamiento, la ecualización y el habla, de modo que la conversación pueda fluir de forma natural, como ocurre en la vida real. Además, son completamente personalizables por lo que pueden adaptarse a las necesidades específicas de cada compañía. Pudiendo elegir desde la edad, la raza, el género y la morfología del avatar, hasta sus funcionalidades.

La start up cuenta con un equipo de 12 personas, entre los que se encuentran expertos en modelado en 3D, programadores, lingüistas computacionales y profesionales del márketing digital.