IA ahorrará a los profesionales 12 horas a la semana en 2029

(Global) Thomson Reuters empresa global de contenido y tecnología, publicó su informe Future of Professionals 2024, una encuesta anual de más de 2,200 profesionales que trabajan en los campos legal, fiscal y de riesgo y cumplimiento a nivel mundial. Los encuestados predijeron que la inteligencia artificial (IA) tiene el potencial de ahorrarles 12 horas por semana en los próximos cinco años, o cuatro horas por semana durante el próximo año, lo que equivale a 200 horas anuales. Este potencial de ahorro de tiempo es el aumento de productividad equivalente a agregar un colega adicional por cada 10 miembros del equipo en el personal. Aprovechar el poder de la IA en diversas profesiones abre inmensas oportunidades económicas. Para un abogado de EE. UU., esto podría traducirse en un estimado de USD $100,000 en horas facturables adicionales.

El fuerte aumento en el interés por la IA es un importante catalizador de la innovación en todas las industrias. En general, el 77% de los profesionales predicen ahora que la IA tendrá un impacto alto o transformador en su trabajo en los próximos cinco años, 10 puntos porcentuales más que el año pasado. Además, el 79% prevé que la innovación en sus empresas aumentará.

“Los profesionales ya no necesitan especular sobre el potencial de la IA para impactar en su trabajo, ya que ahora son testigos de sus efectos de primera mano. Al mirar hacia el futuro, una cosa está clara: los profesionales empoderados por la IA y sus empresas superarán a aquellos que se resistan a esta era transformadora”, dijo Steve Hasker, presidente y CEO de Thomson Reuters. Dado que los profesionales predicen que la IA les ahorrará hasta 200 horas en el próximo año, el impacto económico potencial es significativo. Para un abogado estadounidense, el tiempo ahorrado podría traducirse en hasta USD $100,000 al año en tiempo facturable adicional, y podemos esperar ganancias de productividad similares en otras profesiones. El uso responsable de la IA es crucial, ya que casi dos tercios de los profesionales hacen hincapié en la supervisión humana. A medida que navegamos por este cambio, debemos recordar que el futuro de la IA es nuestro para darle forma”. *

El estudio de este año subraya subraya la abrumadora sensación de entusiasmo que los profesionales tienen por la IA. Las soluciones de IA, y específicamente de IA generativa (GenAI), para los sectores legal, fiscal y de riesgo y cumplimiento, se encuentran entre las categorías más ampliamente adoptadas de aplicaciones de IA de nivel profesional hasta la fecha. De hecho, el 63% de los encuestados ya utiliza tecnologías impulsadas por IA como punto de partida para las tareas, con la investigación, el resumen y la redacción citados como los casos de uso más comunes. 

Los hallazgos del informe se clasifican en tres temas principales: productividad, responsabilidad y valor. Las siguientes son algunas de las ideas clave del estudio:

Productividad: 

  • Impulsor clave de la innovación, el crecimiento del empleo y la mejora de la productividad: Las principales áreas en las que los profesionales esperan ver mejoras concretas en los próximos cinco años son “más innovación” (79%), “más tiempo dedicado a un trabajo atractivo, basado en el juicio o impulsado por la experiencia” (66%), “mayor oportunidad para el desarrollo continuo de habilidades” (57%) y “un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal” (51%). 
  • La IA como principal prioridad estratégica para la profesión legal: Cuando se les pidió que indicaran sus prioridades estratégicas para los próximos 18 meses, el 50% de los bufetes de abogados encuestados seleccionaron la IA entre sus cinco principales, superando a la productividad (49%). Las principales áreas en las que los encuestados de la alta dirección de las empresas prevén que la IA tendrá el mayor impacto son la estrategia operativa (59%), la estrategia de producto/servicio (53%) y la estrategia de talento (40%).

Responsabilidad: 

  • Los que se resisten a la IA buscan orientación de sus empleadores: Mientras que la mayoría (63%) de los encuestados ya está utilizando tecnologías impulsadas por IA como punto de partida para las tareas, el 37% de los encuestados no ha probado esta tecnología en su trabajo. Entre las principales razones para mantenerse al margen, el 35% no está seguro de para qué tipo de trabajo se puede utilizar la tecnología y el 28% no está seguro de cómo acceder a ella.
  • El uso responsable de la IA es crucial: La gran mayoría (95%) de los profesionales está de acuerdo en que es un paso demasiado lejos permitir que la IA represente a los clientes en los tribunales o tome decisiones finales sobre asuntos legales, fiscales y de riesgo, fraude y cumplimiento complejos. Las áreas en las que los profesionales se sienten más cómodos con la IA incluyen la redacción de documentos básicos, la investigación y el análisis, y las tareas administrativas básicas. La mayoría (57%) de los encuestados dice que se deberían introducir procesos de certificación para los sistemas de IA, y el 55% cree que los organismos profesionales o de la industria deberían encargarse de desarrollar estos estándares.

Valor: 

  • La IA y los datos tendrán un impacto transformador en los servicios profesionales: Cuando se les preguntó sobre el impacto de varias tendencias en los próximos cinco años, los encuestados identificaron abrumadoramente “el aumento de la IA y la GenAI” como el que tiene el mayor impacto (el 77% predice un impacto alto o transformacional), seguido de la “explosión en los volúmenes de datos” (59%). 
  • Sentimiento positivo del mercado y potencial transformador: Los profesionales ven la IA como una “fuerza para el bien” (78%), reconociendo su potencial para mejorar la eficiencia y aportar un nuevo valor a su trabajo. Con una adopción generalizada, podríamos ver que la IA impulsa una innovación significativa, mejora el equilibrio entre el trabajo y la vida personal y proporciona beneficios económicos sustanciales en los próximos cinco años.

Ver más: La era digital y el servicio empático con el cliente

Ver más: La transformación digital ya es cosa del pasado

Ver más: Cuatro posibilidades de la IA Gen en los servicios financieros