Intel planea miles de despidos para hacer frente a la recesión

Intel es el mayor fabricante de circuitos integrados del mundo según su cifra de negocio anual.​ La compañía estadounidense es la creadora de la serie de procesadores x86, los procesadores más comúnmente encontrados en la mayoría de las computadoras personales.

Según Bloomberg, Intel planea llevar a cabo un importante recorte de plantilla, que podría traducirse en miles de despidos.

Los despidos se anunciarán a principios de este mes, y la compañía planea hacer el movimiento casi al mismo tiempo que su informe de ganancias del tercer trimestre el 27 de octubre, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas porque las deliberaciones son privadas. El fabricante de chips tenía 113.700 empleados en julio.

Algunas divisiones, incluido el grupo de ventas y marketing de Intel, podrían ver recortes que afectarían a alrededor de 20% del personal, según las personas.

La compañía buscaría así reducir costes y hacer frente al fuerte deterioro del mercado de PC, que según Gartner se desplomó un 19,5% en el tercer trimestre de 2022; la caída más pronunciada en más de dos décadas. También IDC pronosticó este lunes un retroceso en este mercado del 15%.

Ver más: Estrepitosa caída en la demanda de chips pone en jaque a los fabricantes

Los analistas predicen una caída de los ingresos del tercer trimestre de aproximadamente 15%. Y los márgenes que alguna vez fueron envidiables de Intel se han reducido: son aproximadamente 15 puntos porcentuales más estrechos que las cifras históricas de alrededor de 60%.

Los analistas esperan que la compañía con sede en Santa Clara (California) anuncie a final de mes unas ganancias de 34 centavos por acción sobre unas ventas de 15.430 millones de dólares, frente a los 1,71 dólares por acción e ingresos de 19.190 millones del tercer trimestre del año anterior.

Es probable que los últimos recortes estén destinados a reducir los costos fijos de Intel, posiblemente entre 10% y 15%, dijo Mandeep Singh, analista de Bloomberg Intelligence, en una nota de investigación. Estima que esos costos van desde al menos US$25.000 millones a US$30.000 millones.

La última gran ronda de despidos en Intel, que supuso la salida de 12.000 trabajadores, tuvo lugar en abril de 2016. Entonces supuso un recorte del 11% de su plantilla. La compañía ha hecho recortes más pequeños desde entonces y ha cerrado varias divisiones, incluidas sus unidades de módem celular y drones.