Los consumidores se preocupan por ser engañados diariamente por deepfakes

Jumio, proveedor de soluciones automatizadas de verificación de identidad, señales de riesgo y cumplimiento impulsadas por IA, ha publicado el Estudio de identidad en línea de Jumio 2024, la tercera entrega de su investigación global anual de consumidores. Los resultados de este año ponen de manifiesto la gran preocupación de los consumidores por los riesgos asociados a la IA generativa y las deepfakes, incluido el potencial aumento de la ciberdelincuencia y el fraude de identidad.

El estudio examinó las opiniones de más de 8,000 consumidores adultos, repartidos por igual entre el Reino Unido, Estados Unidos, Singapur y México. Los resultados sugieren que nueve de cada 10 consumidores mexicanos (89%) se preocupan diariamente de ser engañados por un deepfake para entregar información sensible o dinero, comparado con el 72% en general. Sólo el 15% de los consumidores globales afirma que nunca se ha encontrado con un vídeo, audio o imagen falsificada, mientras que el 60% ha estado expuesto a una deepfake en el último año.

image.png

A pesar de la gran ansiedad que genera esta tecnología cada vez más prevalente y en constante evolución, los consumidores siguen sobrevalorando su propia capacidad para detectar deepfakes: el 60% cree que podría detectar una deepfake, frente al 52% en 2023. Los hombres se muestran más confiados en su capacidad para detectar una deepfake (66% de hombres frente al 55% de mujeres), siendo los hombres de entre 18 y 34 años los que muestran más confianza (75%), mientras que las mujeres de entre 35 y 54 años son las menos seguras (52%).

“A medida que avanza la IA generativa, la incidencia de deepfakes sigue aumentando, lo que revela una brecha significativa en nuestra capacidad colectiva para detectar estos engaños”, dijo Stuart Wells, director de tecnología de Jumio. “Este continuo exceso de confianza subraya la necesidad crítica de una educación pública más fuerte y soluciones tecnológicas más efectivas. Es esencial que las empresas y los consumidores colaboren para mejorar las medidas de seguridad digital con el fin de prevenir eficazmente el fraude de identidad”.

Una mayoría significativa (60%) de los consumidores pide una mayor regulación gubernamental de la IA para abordar estos problemas. Sin embargo, la confianza en la regulación varía de un país a otro: el 69% de los consumidores de Singapur confía en la capacidad de su gobierno para regular la IA, frente al 26% del Reino Unido, el 31% de Estados Unidos y el 44% de México.

El costo real del fraude en línea

El fraude es un problema demasiado conocido para muchos consumidores de todo el mundo, ya que el 68% de los encuestados afirma saber o sospechar que ha sido víctima de fraude en línea o usurpación de identidad, o que conoce a alguien que lo ha sido. Casi la mitad de los encuestados mexicanos (47%) conoce a alguien que ha sido víctima de fraude en línea o robo de identidad, mientras que el 31% reportó saber o sospechar que ellos mismos han sido víctimas.

Mientras que casi la mitad (43%) de los consumidores mexicanos que fueron o sospecharon que fueron víctimas de fraude en línea o robo de identidad dijeron que la experiencia fue un inconveniente menor, el 33% dijo que causó problemas significativos y varias horas de trabajo administrativo para resolverlo, y el 19% llegó a calificarlo como una experiencia traumática. Casi un tercio (30%) declaró haber perdido entre $2,100 y $10,500, mientras que el 27% declaró haber perdido menos de $2,100.

Independientemente de si han sido víctimas de un fraude o de un robo de identidad, la mayoría de los consumidores mexicanos se preocupan diariamente por ser víctimas de filtraciones de datos (91%) y de ataques de robos de cuentas (91%).

image.png

Equilibrio entre seguridad y experiencia de usuario en la verificación de identidad

La verificación de la identidad es una parte clave de la solución para las empresas que buscan protegerse y garantizar que sus usuarios son auténticos. Más del 70% de los consumidores globales afirmó que dedicaría más tiempo a la verificación de la identidad si estas medidas mejoraran la seguridad en sectores como: servicios financieros (77%), salud(74%), administración pública (72 %), ecommerce y retail (72%), redes sociales (71%), economía colaborativa (71%) y viajes y hostelería (71%).

A la hora de crear una nueva cuenta en internet, los consumidores de todo el mundo afirmaron que tomar una foto de su DNI y una selfie en el momento sería la forma más precisa de verificar la identidad (21%), mientras que la creación de una contraseña segura se sitúa en segundo lugar (19%).

“A medida que navegamos por las complejidades introducidas por la IA generativa, el papel de los sistemas de seguridad sofisticados se vuelve crucial,” dijo Philipp Pointner, jefe de identidad digital de Jumio. “Para contrarrestar el aumento de las deepfakes y el engaño cibernético, es imperativo incorporar sistemas de verificación multimodales y basados en la biometría. Estas tecnologías son clave para garantizar que las empresas puedan proteger sus plataformas y a sus clientes de las amenazas online emergentes, y son significativamente más fuertes que las contraseñas y otros métodos tradicionales y obsoletos de identificación y autenticación”.

Ver más: 5 claves para captar la atención de los clientes en un mundo hiperconectado

Ver más: Transformación digital: Desafíos, oportunidades y el rol de TI

Ver más: Marketing experiencial: Herramienta clave para crear lazos con los consumidores