Mercado de delivery estima 288 mmdd para 2031

De acuerdo a estimaciones de Allied Market Research, el tamaño del mercado del delivery de última milla se encontrará por encima de los 288,000 millones de dólares en 2031. La cifra anterior representaría una tasa de crecimiento anual compuesto de poco más de 8% en relación con la industria actual.

Por su parte, datos de Statista revelan que en México, el reparto de comida online (food delivery) ha crecido exponencialmente y se calcula que para 2026 se realicen 33.4 millones de envíos de restaurante a cliente y 17.1 millones de envíos de plataforma a cliente.

El delivery se ha vuelto una parte cotidiana de la vida de cualquier persona en comunidades urbanas. Ya sea para el reparto de comida, de medicinas, o para la entrega de ropa o utensilios de cocina, es un servicio que a raíz de la pandemia creció a pasos agigantados.

“Sin embargo, aún se necesitan afinar ciertas partes de ese proceso para que termine de consolidarse, específicamente en términos de confianza y certidumbre para todas las partes involucradas: tanto clientes como vendedores y repartidores”, explica Ricardo Robledo, director general y fundador de Tu Identidad,  plataforma especializada en en procesos de know your customer (KYC) y know your business (KYB).

Ver más: Telefónica desarrolla el primer caso de itinerancia televisiva

Abrir el abanico de posibilidades

Según el reporte Retail’s need for speed de McKinsey & Company, de los nueve factores principales del valor agregado a clientes en el retail omnicanal, 5 están directamente relacionados con la logística. Es decir, buena parte de la satisfacción de un cliente recae en la capacidad de una empresa para gestionar la entrega de sus productos en tiempo y forma.

“Pero el delivery eficiente va más allá de la velocidad. En realidad, se trata también de poder ofrecer certezas y seguridades a vendedores, repartidores y clientes. Para ello, es fundamental que se establezcan procesos de KYC (know your customer) para que se pueda, con tranquilidad, saber que una persona es quien dice ser en todo momento y que se privilegie un ambiente de certidumbre. Si algo le hace falta a la industria del delivery, son esos mecanismos de validación y corroboración de identidad”, agrega Robledo.

Los procesos de KYC pueden ser múltiples y de gran utilidad para la industria del delivery. De acuerdo con Tu Identidad se puede realizar:

  • Revisión de identificación oficial;
  • Biometría dactilar;
  • Facial con prueba de vida;
  • Firma digital;
  • O con contraseñas de un solo uso.

Con ese tipo de mecanismos, la industria del delivery podría poco a poco incorporar otros tipos de servicios—financieros, por ejemplo—integrados en sus labores logísticas.

“El desarrollo del sector dependerá, en buena medida, de que sepa abrir su abanico de posibilidades, siempre que pueda ofrecer certezas y certidumbres a sus clientes”, concluye.