Metaverse: Una pareja de españoles se casa en el Metaverso

Según medios locales, la boda en el Metaverso de Eva y Julio se realizó de manera simultánea que la boda real. La pareja indicó que el Metaverso les brindó la oportunidad de vivir una experiencia completamente diferente, como si ellos y sus cientos de invitados estuvieran dentro de un videojuego. 

 El logro fue obra de BrunSantervás, una firma gallega especializada en vídeo y fotografía de bodas.

El pasado domingo 20 de noviembre fue el gran día para estos novios de Arcade, que si bien ya habían formalizado su unión en el mundo real este verano. no quisieron dejar pasar la oportunidad de revivir su gran día con una experiencia totalmente distinta. Julio, no pudo evitar comentar que la experiencia fue como casarse dentro de un videojuego.

BrunSantervás declaró que la empresa se encargó de que “todo fuera perfecto”, añadiendo además el detalle de “crear un entorno virtual adaptado a los gustos e inquietudes de la pareja. Tras crear un nuevo espacio en el metaverso para ellos y sus invitados lo demás fue todo rodado.

“Fue como una boda tradicional, pero en un mundo virtual creado para ellos”, declararon. Primero fueron llegando los invitados, y cuando llegaron los novios, un amigo ofició la ceremonia”, añadió el personal de BrunSantervás.

Ver más: Metaverse: Lacoste y Porsche entran en el metaverso

Antecedente en Decentraland

En febrero de este año una pareja de Phoenix se casó con sus identidades digitales este fin de semana en el primer matrimonio que tuvo lugar en el Metaverso.

La ceremonia de boda tuvo lugar en Decentraland, con testigos, el oficiante Clint Bolick, del Tribunal Supremo, y una multitud virtual de 2,000 invitados el 5 de febrero.

Los novios, Ryan y Candice Hurley, contrataron a Rose Law Group para formalizar legalmente el matrimonio. El fundador y presidente del grupo, Jordan Rose, afirma que fue la primera boda celebrada en un metaverso basado en la blockchain.

La ceremonia de la boda se celebró en la finca de Rose Law Group en Decentraland. El grupo de abogados desarrolló un “marco meta-matrimonial”, incorporando un “Acuerdo prematrimonial virtual”, que identificaba las identidades virtuales de la pareja y los activos digitales registrados en la blockchain.

Mientras tanto, una “Meta-Licencia Matrimonial” identificaba, registraba y tokenizaba las identidades virtuales de la pareja y el lugar del matrimonio en la blockchain como un NFT.