Metaverso: Una realidad ¿futura? para las marcas

En los últimos años ha emergido el concepto del metaverso como una oportunidad de reconvertir las conexiones digitales y la realidad. En sí, el término de metaverso describe un espacio digital tridimensional y colaborativo donde las personas pueden interactuar tanto entre sí como con elementos virtuales.  Se puede definir como una extensión del mundo virtual que a su vez integra mundos virtuales, entornos de realidad aumentada y redes sociales en una única experiencia inmersiva.

El nuevo territorio virtual metaverso representa un espacio en constante evolución para la interacción de las marcas en el entorno digital. Maria Callís, colaboradora de ESDESIGN, perteneciente a Planeta Formación y Universidades, y reconocida por su experiencia en el ámbito, advierte del actual desafío de incorporar efectivamente el metaverso en las marcas.

“A pesar de los avances tecnológicos, aún estamos en las fases iniciales de entender y maximizar el potencial del metaverso para las marcas. Existe una distancia considerable entre las demandas de un cliente digital y la capacidad de inversión de las empresas en esta tecnología. Por ello, estamos en una etapa preliminar en la que debemos gestionar las expectativas de nuestros clientes”, enfatiza Callís.

Un estudio reciente de Gartner sobre tecnologías y tendencias emergentes con impacto en 2023, proyecta que el metaverso tendrá su mayor audiencia (junto con Digital twins, inteligencia atificial, tokenización, blockchain) en un periodo de entre 6 y 8 años.

Factores clave en la creación de espacios en el metaverso

En el proceso de construir espacios en el metaverso, Maria Callís destaca la importancia de gestionar adecuadamente las expectativas de los usuarios. “Las empresas se encuentran en un momento crucial en la comprensión del metaverso. Es fundamental no generar expectativas desproporcionadas en nuestros clientes sobre lo que podrán encontrar en estos espacios digitales. En esta fase temprana, debemos ser precisos y realistas en lo que podemos ofrecer”, comenta la experta. De esta manera, la experta enumera los aspectos principales a considerar para crear estos espacios digitales.

1.       Identidad de marca en espacios digitales:

Para las marcas, la identidad de marca representa un factor vital. En este contexto, Maria Callís subraya la importancia de utilizar estos espacios para el desarrollo de la personalidad de la marca a través de interpretaciones creativas. “La presencia de la identidad de marca es esencial en estos espacios digitales. Sin embargo, en la etapa actual, debemos aprovechar este canal para desarrollar la personalidad de la marca mediante enfoques creativos. Los espacios de metaverso se orientan más hacia una presencia temporal y creativa que hacia la proyección de identidades corporativas convencionales”, expone Callís.

2.       Alineación con los objetivos estratégicos y el presupuesto

La experta enfatiza que un diseño de interiores digitales efectivo debe estar alineado con los objetivos estratégicos. “Debemos definir los objetivos de marketing y comerciales para determinar la estrategia de diseño. Además, es fundamental establecer un presupuesto adecuado y comprender qué recursos son necesarios para alcanzar nuestros objetivos”, comenta la colaboradora de ESDESIGN.

3.       Creación de un diseño distintivo

Finalmente, Maria Callís recalca que el diseño debe tener un propósito claro y beneficiar a los usuarios: “El diseño distintivo debe estar alineado con objetivos concretos que beneficien a los usuarios. El diseño, ya sea en espacios físicos o digitales, debe ofrecer valor y cumplir con las necesidades de entretenimiento, aprendizaje, información o expresión. Es una herramienta para establecer conexiones significativas más que una mera autocontemplación”, subraya la experta.

Ver más: Metaverso, la gran promesa transformadora del marketing

Ver más: Meta despidió a empleados del metaverso de la peor manera

Ver más: Metaverse: El metaverso en 2030 y más allá