México tiene que resolver las necesidades financieras de su gente

Durante los últimos años, México se ha posicionado como uno de los países de América Latina con mayor potencial para incentivar el crecimiento Fintech, con el objetivo de impactar positivamente la vida financiera de los usuarios que han sido ignorados por décadas por el sistema financiero tradicional. Sin embargo, la pregunta que surge hasta este momento es: ¿las necesidades financieras de los mexicanos están cubiertas realmente? 

Para James Dunavant, CEO de Tend, plataforma de servicios financieros recién lanzada en México bajo un modelo de suscripción mensual todo en uno, aún queda mucho por hacer:

“Las empresas de tecnología financiera revolucionaron el sistema y obligaron a la banca tradicional a innovar, una de las grandes diferencias es que los bancos tienen un gran portafolio de servicios, como casas de cambio, transferencias de pagos, créditos, seguros y banca de inversión, mientras que la mayoría de las Fintech se concentran generalmente en hacer solamente una de esas cosas, y esta situación no precisamente satisface las necesidades financieras de las personas”. 

Ver más: WorldRemit se expande en México en alianza con Soriana

En medio de la crisis financiera de 2008, James Dunavant se desempeñó como Bank Examiner en el Banco de la Reserva Federal de Atlanta, donde pudo experimentar el impacto directo que tuvo la crisis económica en la vida de millones de personas, permitiéndole identificar las principales deficiencias del sector financiero tradicional, que, aún frente al auge de las tecnológicas financiera en México y América Latina en los últimos años, algunas Fintechs también presentan.

Esta reflexión permite entender las condiciones de inclusión financiera digital de millones de mexicanos, pues el Global Findex del Banco Mundial (2017) revela que únicamente el 32% de la población de más de 15 años en México realizó o recibió pagos digitales, ubicándose 20 pp por debajo del promedio mundial. Adicionalmente, la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) edición 2018, muestra que de la población de 18 a 70 años que contaba con celular (62.2 millones) poco más del 50% tenían una cuenta bancaria, pero solamente el 22% tenía contratado el servicio de banca por celular.

Asimismo, hasta 2020 existían 84.1 millones de usuarios de internet en México y 62.2 millones de usuarios de Teléfonos celulares de acuerdo con datos del INEGI, sin embargo, de acuerdo a datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, sólo el 51% cuentan con una aplicación de la Institución en la que tienen alguna cuenta y hacen movimientos a través de ella.

Por otro lado, de acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2018, en México hay 30.7 millones de personas entre 15 y 29 años; es decir, el 24.6% de la población es joven, de los cuáles, sólo el 65% señaló que no elabora un presupuesto o no mantiene un registro de ingresos y egresos, lo que puede traducirse como una falta de conocimientos suficientes sobre productos y servicios financieros básicos, como lo es el ahorro, el crédito, e incluso sobre el ahorro para el retiro, práctica determinante para alcanzar el bienestar financiero y mejorar la calidad de vida. 

Ver más: Fintech para no bancarizados recibe fuerte inversión

“Sin duda el auge Fintech en la región representa un avance importante en la misión de brindar inclusión financiera a millones de mexicanos, sin embargo, existen problemas que aún no se ven solucionados con los productos financieros actuales y que representan un reto para lograr este objetivo”, comentó James Dunavant de Tend “Por un lado, la banca tradicional ofrece herramientas financieras necesarias para mejorar la calidad de vida de las personas, pero el acceso continúa siendo deficiente debido a los obstáculos que aún viven las personas al tratar de acceder al sistema financiero; y, por el otro, las Fintech especializan tanto su servicios que resulta abrumador para las personas tener acceso a diversas herramientas financieras, viéndose obligadas a hacerlo desde diferentes proveedores y aplicaciones; y si a todo esto sumamos la falta de educación financiera, es posible vislumbrar el problema que tenemos frente a nosotros”. 

En este sentido, según cifras del INEGI en 2018, el 57% de los adultos tenía una cuenta bancaria. No obstante, el grueso de la población que sí puede acceder a estos servicios vive en zonas urbanas y tienen un nivel de ingresos medio-alto, el resto de la población queda excluida y estos datos no difieren mucho a los presentados por el Banco Mundial.

Ante este contexto es que surgió Tend, plataforma de servicios financieros impulsada por James y que busca concentrar todos los servicios que necesitan las personas en México y Estados Unidos en un sólo lugar y bajo un modelo de suscripción transparente que incluye: una tarjeta de débito Mastercard, una cuenta corriente, de ahorros y una línea de crédito asegurada por el valor del 75% de lo que tienes en ahorros, lo que sin duda permitirá que las personas vivan como quieran vivir, pero ahorrando para el futuro. 

Ver más: PayPal lanza Cue$tión de Lana para ofrecer consejos financieros

Aunado a esto, los usuarios de Tend podrán retirar dinero en efectivo, tienen acceso a cashbacks de hasta 5% en compras y viajes y a un programa de participación que paga a los usuarios bonificaciones en efectivo y flujos mensuales, proporcionando ganancias a aquellos que contribuyen al crecimiento y bienestar de la comunidad, nuevamente, todo desde un mismo lugar.