Microrredes de energía impulsan la estrategia energética de México

En el contexto económico actual, diversas empresas trasladan sus operaciones hacia México impulsadas por nuestra proximidad al mercado de consumo más grande del mundo. De acuerdo con Deloitte y su “monitor de inversiones”, se han anunciado más de 100 proyectos de nearshoring en el país, con una inversión total estimada de más de 30 mil millones de dólares, especialmente industrias manufactureras de productos electrónicos y automotrices.

Este fenómeno está planteando desafíos importantes para los gobiernos estatales, ya que las empresas que llegan demandarán mayores servicios e infraestructura pública, además de subrayar una creciente necesidad de sistemas energéticos más sostenibles y eficientes para soportar la demanda operativa que se avecina.

En este sentido, las microrredes emergen como una solución prometedora al estrés del Sistema Eléctrico Nacional. En conferencia de prensa Julian Willenbrock, CEO y fundador de Enlight, refirió que las microrredes son sistemas energéticos autosuficientes que pueden operar de manera independiente o en conjunto con el Sistema Eléctrico Nacional, dando servicio a un área concreta, como una planta de producción, un resort, un complejo hospitalario o un parque industrial, tendiendo también la posibilidad de integrar estaciones de recarga para vehículos eléctricos. 

En circunstancias normales, las microrredes, funcionan conectadas a la red pública de energía, complementando el suministro eléctrico y mejorando la fiabilidad, “la ventaja que presentan estos sistemas es que pueden integrar diversas fuentes de generación de energía, como paneles solares. Además, las microrredes incluyen sistemas de almacenamiento en baterías, que acumulan la energía generada y proporcionan una reserva cuando es necesario, contribuyendo así a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y promoviendo una transición hacia una economía más sustentable” declaró el directivo de Enlight.

Ya se tiene un antecedente de la emergencia que atraviesa el país, la ola de calor que vivió México a mediados de junio de 2023 fue un desafío importante para las líneas de distribución y transmisión del Sistema Eléctrico Nacional; especialmente en la región norte, la zona del Bajío y la península de Yucatán, en donde los estados registraron temperaturas mayores a los 40°C, disminuyendo la capacidad de los transformadores debido a las altas temperaturas. Aunado a lo anterior, con la sequía que se ha presentado en algunas zonas del país, grandes plantas generadoras de energía hidroeléctrica se encuentran bajas en niveles de agua y, por tanto, su producción ha descendido.

“Las microrredes son una solución, en conjunto con habilitar contratos de generación de abasto aislado, que pueden hacer frente a este reto de manera rápida, eficiente, limpia y sobre todo robusteciendo y preparando al Sistema Eléctrico Nacional para el futuro energético de nuestro país. En Enlight, transformamos el panorama energético industrial con microrredes de energía limpia, brindando a cada cliente una suficiencia y eficiencia energética sin precedentes al permitirles gestionar de manera integral la energía generada directamente en sus instalaciones, solventando así las deficiencias en la red eléctrica actual. Nuestros sistemas empoderan a las empresas para generar, almacenar y consumir energía de forma eficaz y sostenible sin tener que hacer una inversión propia, pues también se pueden adquirir a través de nuestro fondo de financiamiento Net Zero Fund” apuntó Julian Willenbrock.

El segundo reto en materia energética que presenta México es la pérdida de electricidad durante su distribución, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnologías (CONAHCYT) y el Banco Mundialentre el 14% y el 19% de la electricidad se pierde en el proceso de transmisión y distribución en México, superando el promedio mundial del 8%.

Por lo mismo, las microrredes representan una solución especialmente pertinente en México, dada la combinación única de retos y oportunidades que enfrenta el país. “Las microrredes son clave para la estrategia energética de nuestro país, facilitando la descentralización de los sistemas eléctricos y promoviendo una significativa reducción en el uso de combustibles fósiles. 

En el contexto actual, México se encuentra en un punto crítico, con la presentación de propuestas electorales por parte de los aspirantes a la presidencia, cuyos equipos han manifestado una creciente preocupación por la transición energética a nivel nacional. En Enlight, reconocemos la imperiosa necesidad de avanzar hacia la descarbonización de la industria eléctrica en el mundo, con el objetivo de ir más allá de simplemente proporcionar energía. Nos proponemos ser impulsores de una transformación hacia un futuro más sostenible. Observamos cómo los efectos del cambio climático impactan directamente en el sistema eléctrico nacional, mientras que el fenómeno del nearshoring se presenta como una oportunidad única que podría no ser aprovechada plenamente sin la infraestructura energética adecuada.” declaró Manuel Ahumada, socio director de Enlight.

Ver más: ¿Porqué Amazon entra al mundo de la tecnología nuclear?

Ver más: Energía solar como aliada de la industria 4.0

Ver más: ¿Por qué siguen los despidos masivos en las big tech pese a sus beneficios récord?