Nokia recorta previsiones y Ericsson presenta resultados “mediocres”

(Reuters) -La finlandesa Nokia recortó el viernes sus perspectivas anuales y su rival sueca Ericsson presentó unos resultados del segundo trimestre ligeramente por encima de las expectativas, debido a que la ralentización del gasto de los consumidores afectó a las ventas de equipos de telecomunicaciones.

Las acciones de Nokia caían un 7,8% en las primeras operaciones y alcanzaban su nivel más bajo desde abril de 2021, mientras que las de Ericsson perdían un 7,7%.

El temor a una recesión inminente ha obligado a las empresas a recortar sus presupuestos y a aplazar las actualizaciones de dispositivos y los planes de digitalización, lo que ha perjudicado a firmas de telecomunicaciones como Nokia y Ericsson en su impulso por la adopción generalizada de 5G y más conexiones de banda ancha.

Nokia informó de unas ventas preliminares en el segundo trimestre de 5.700 millones de euros (6.400 millones de dólares), mientras que los analistas encuestados por Refinitiv habían estimado unas ventas de 6.000 millones de euros de media.

“Las empresas pensaban que la demanda repuntaría en la segunda mitad del año, sobre todo en Norteamérica, pero ahora parece cada vez más claro que se retrasará hasta 2024”, dijo a Reuters Kimmo Stenvall, analista de OP Markets.

Nokia dijo que ahora espera unas ventas para 2023 de 23.200-24.600 millones de euros (26.100-27.600 millones de dólares), frente a los 24.600-26.200 millones de euros estimados anteriormente.

La debilidad de los negocios de infraestructura de redes y redes móviles de Nokia llevó a la Sociedad a reducir su previsión de margen operativo comparable al 11,5-13% desde el 11,5-14% anterior.

Por su parte, Ericsson registró una caída del 62% en el beneficio operativo ajustado del segundo trimestre, ligeramente por encima de las expectativas del mercado.

El descenso se debió a la ralentización del gasto de los clientes operadores, sobre todo en Norteamérica, aunque la empresa dijo que se vio parcialmente compensado por el crecimiento en la India.

Los beneficios de explotación del fabricante sueco de equipos de telecomunicaciones, excluidos los gastos de reestructuración, cayeron a 2.800 millones de coronas suecas (271 millones de dólares), frente a los 7.400 millones del año anterior.

“Basándonos en nuestra sólida posición y a pesar de las difíciles condiciones del mercado, hemos logrado un trimestre sólido, cumpliendo las expectativas”, dijo Börje Ekholm, presidente y consejero delegado de Ericsson.

Ante la creciente demanda de 5G, Ekholm predijo que el mercado experimentaría una “recuperación gradual” a finales de 2023, y mejoraría en 2024.

Las ventas netas aumentaron un 3% hasta 64.400 millones de coronas y superaron los 63.900 millones esperados por los analistas, según mostraron los datos de Refinitiv Eikon.

El margen bruto declarado por Ericsson para el segundo trimestre cayó al 37,4% frente al 38,6% del trimestre anterior.

Richard Webb, analista de CSS Insight, dijo a Reuters que los beneficios trimestrales de la empresa fueron “buenos, pero no estelares”.

“Son un poco mediocres”, dijo Webb, señalando que la estrategia de negocio de Ericsson puede tardar hasta finales de año en mostrar resultados.

“En un par de trimestres estaremos en mejores condiciones de juzgar cómo está funcionando su estrategia. Sigo siendo cautelosamente optimista”.

Ver más: Nokia y Red Hat se alían para brindar soluciones de telecomunicaciones de primer nivel

Ver más: Movistar y Nokia anuncian alianza de redes IoT

Ver más: Nokia lanza su nuevo smartphone de alta gama