OCDE mejora sus previsiones para 2021 en las tres mayores economías de América Latina

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) ha mejorado su previsión para la economía mundial por encima de lo esperado basándose en los planes de vacunación, pidiendo que se aceleraran para beneficio de la economía global.

La OCDE revisó fuertemente al alza su estimación de crecimiento mundial en 2021 a 5,6%, en lugar del previo 4,2%, a raíz de los efectos conjugados del megaplan de reactivación estadounidense y de la vacunación contra el COVID-19, según sus perspectivas económicas provisorias publicadas este martes (09.03.2021). En su informe adelantado, la Organización también mejora, para 2022, en tres décimas su previsión de crecimiento, hasta el 4%.

Ver más: CEPAL: la pandemia deja 22 millones de nuevos pobres en Latinoamérica

“Las perspectivas económicas mundiales han mejorado claramente a raíz del despliegue progresivo de vacunas eficaces, el anuncio de las nuevas medidas de apoyo en algunos países y señales que muestran que las economías se acomodan mejor de lo previsto a las medidas de restricción”, explican desde la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. Además, saludan los planes de estímulo estadounidenses y anima a los europeos, de un montante menor y aplicación más titubeante, a seguir sus pasos. “Las nuevas medidas fiscales decididas o ya planificadas necesitan implementarse rápida y efectivamente para dar un impulso al crecimiento y reforzar las oportunidades laborales”.

Europa

OCDE ha mejorado su previsión para la economía española, elevando siete décimas, al 5,7% el avance para este 2021. Para el año que viene se espera un repunte del 4,8%, superior al 4% esperado hasta la revisión de hoy en su informe ‘Perspectiva Económica’, en el que mejora las perspectivas a nivel global por el avance de las vacunas y el apoyo fiscal.

Las subidas permitirán a España cubrir parte del desplome del 11% del 2020, el peor del club, por el impacto de la crisis del coronavirus.

Ver más: Anticiparon cuando esperan que el COVID-19 se transforme en solo una gripe

La mejora en las perspectivas españolas son las más elevadas de su entorno. Para el conjunto de la zona euro, la OCDE ha situado en el 3,9% el crecimiento para 2021, tres décimas más que su previsión anterior, mientras que la estimación para 2022 se ha situado en el 3,8%, cinco décimas más.

Las tres mayores economías de América Latina

Brasil, México y Argentina, que suman conjuntamente casi el 70% del PIB regional y cerca del 60% de la población, rebotarán en 2021 más de lo previsto en diciembre del año pasado: el primero crecerá un 3,7% (1,1 puntos porcentuales más), el segundo un 4,5% (0,9 puntos más) y el tercero un 4,6% (también 0,9 puntos más). En adelante, como el propio organismo subraya, la recuperación queda fiada al despliegue de las vacunas.

Aunque el organismo no ofrece datos para el resto de países latinoamericanos que no están en el G20, es de esperar que el estirón de los tres gigantes regionales ejerza un poder tractor sobre el resto y redunde en una expansión mayor del resto del bloque. Pero las buenas noticias se quedan ahí: en 2022 las previsiones solo mejoran mínimamente para Brasil, que crecerá un 2,7% (0,5 puntos más de lo proyectado hasta ahora), mientras que para México y Argentina empeoran en cuatro décimas y en 2,5 puntos, hasta el 3% y el 2,1% respectivamente.

“Las economías emergentes de América Latina y África están enfrentando un nuevo resurgir del virus, y el lento ritmo del proceso de vacunación y el escaso margen para más margen de política [fiscal y monetaria] probablemente moderará la recuperación”, augura el organismo radicado en París.

Ver más: Europa puja por un “pasaporte COVID”: una solución solo para algunos

Biden impulsará también a México y Canadá

Por si solo, el plan de 1,9 billones de dólares del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para reactivar la mayor economía del mundo contribuye en un punto porcentual a esta revisión de 1,4 puntos del crecimiento mundial, dijo a la AFP Laurence Boone, economista jefe de esta organización de 37 países desarrollados. Gracias a esta inyección masiva de liquidez, Estados Unidos, que representa una quinta parte de todas las muertes por la pandemia, debería ver duplicada la tasa de crecimiento de su PIB respecto a lo previsto en diciembre, con un 6,5%, sin suponer un riesgo inflacionario importante.

Pero sus beneficios no se quedarán únicamente en el interior de sus fronteras, sino que también darán un nada despreciable empujón de entre 0,5 y 1 puntos de PIB a sus dos vecinos, México y Canadá, así como de entre 0,25 y 0,5 a la zona euro y a China.

China y la India, las economías que más crecerán

Por su parte China, motor del crecimiento mundial, cuyas exportaciones se dispararon un 60% en un año en enero-febrero, debería registrar un crecimiento del 7,8%. Pero es en India donde el repunte es más espectacular: tras desplomarse un 7,4% en 2020, el PIB debería crecer un 12,6% este año.