OpenAI: Un descontrol total

Al mejor estilo de una gran telenovela, los dime y diretes detrás de OpenAI no tienen fin. Todo arrancó el viernes paraso cuando la Junta Directiva despide de forma intespestiva al fundador de la empresa, Sam Altman.

El consejo de administración no aclara el motivo exacto y se escuda en un comunicado escueto en el que argumentan “pérdida de confianza”. 

El drama que rodea a la compañía detrás de ChatGPT ha traspasado el mundo de la tecnología y desató una carrera de los inversionistas de OpenAI para contener el daño. El lunes, más de 700 de los 770 empleados de la startup firmaron una carta que señala que renunciarán si el directorio no dimite y vuelve a contratar a Altman, quien fue reclutado por Microsoft Corp. —el mayor accionista de OpenAI— para dirigir un nuevo equipo de inteligencia artificial.

A pesar de todos estos episodios que parece que el culebrón está lejos de terminar esta semana, Sam Altman ahora sorprende al no dar por perdida su posición en OpenAI. Junto con el cofundador Greg Brockman, Altman está dispuesto a regresar si los miembros restantes de la junta, responsables de su despido, renuncian. 

Altman publicó en X que “todos vamos a trabajar juntos de una forma u otra”, lo que, según quiere decir, la lucha continúa.

El regreso triunfal de Altman

La incertidumbre ha reinado durante pocos días hasta que se ha anunciado el retorno de Altman, una noticia recibida con alivio por Thrive Capital, otro inversor clave en OpenAI. “OpenAI tiene el potencial de ser una de las empresas más importantes en la historia de la informática”, dice Kelly Sims, socia de Thrive a The Verge.

Este precipitado regreso surge después de un acuerdo que establece lo que Altman puso como requisito para volver: despedir a la junta y nombrar caras nuevas. En este caso estará compuesta por Bret Taylor, Larry Summers y Adam D’Angelo, con la posibilidad de que esta se expanda a nueve miembros.

Ver más: Altman se une a Microsoft

Ver más: Ex fundador de Twitch nueco CEO de OpenAI

Ver más: Sam Altman es despedido de OpenAI