Precio de la plata podría alcanzar su nivel más alto en nueve años

El oro y la plata suelen ir de la mano cuando se habla de metales preciosos. Ambos han sido objeto de gran interés durante miles de años y se han encontrado en todos los continentes del planeta.

Al igual que el oro, la plata se utiliza en joyería. Sin embargo, su demanda en la industria, donde se utiliza seis veces más que el oro, crea un gran interés para los inversionistas. No obstante, se dispone de relativamente poca información sobre la plata, lo que hace a los posibles inversionistas más vulnerables a pérdidas.

Los expertos prevén que las reservas de plata seguirán disminuyendo en 2023, lo que provocará un aumento potencial de su valor. Los precios de la plata podrían alcanzar un máximo de nueve años, en $30 dólares, lo que pone de relieve su fuerte potencial para los inversionistas bien informados.

La descarbonización y la electrificación provocarán un gran aumento de la demanda por plata

Gran parte del valor de la plata viene determinado por sus fundamentales de demanda y oferta industriales. Se estima que aproximadamente el 60 % de la plata se utiliza con fines industriales, como por ejemplo en la fabricación de productos electrónicos, la producción de celdas solares, la industria automotriz y la soldadura, mientras que solo el 40 % está disponible para la inversión en forma de joyas, monedas de plata y lingotes. La demanda industrial está creciendo debido a la electrificación de los automóviles, el despliegue del 5G y el compromiso de los gobiernos con el uso de fuentes de energía renovables, como los paneles solares.

La demanda de energías renovables es un motor clave del crecimiento. La plata es un componente esencial de los paneles de generación de energía solar, con un consumo anual aproximado de 100 millones de onzas. Se espera que el crecimiento masivo de la industria solar provoque un aumento significativo de esta cifra en los próximos años. Según las previsiones de BMO Capital Markets, el consumo anual de plata en la industria solar podría crecer un 85% -hasta 185 millones de onzas- en una década.

La excelente conductividad eléctrica de la plata la convierte en un componente indispensable en la industria del automóvil, especialmente en los vehículos eléctricos, que contienen el doble de plata que los coches de gasolina. Además, las estaciones de carga de los vehículos eléctricos necesitarán también una cantidad sustancial de plata.

Se prevé que la producción de subproductos de plata sea la tendencia clave de la próxima década

La mayor parte de la oferta de plata se genera como subproducto de la minería de metales básicos; la minería de zinc, plomo y cobre representa el 59% de la producción de plata. Las minas de plata especializadas son costosas, ya que se trata de proyectos muy grandes, por lo que su número está disminuyendo. Se espera que la oferta de plata como subproducto de la producción de metales no preciosos aumente en los próximos años.

México, China y Perú siguen siendo los mayores productores de plata del mundo, con Perú a la cabeza en reservas de plata. Sin embargo, las reservas de Perú están disminuyendo, mientras que las de China están en aumento. El crecimiento de la producción no ha seguido el ritmo de la creciente demanda. La extrapolación de los datos sobre reservas y producción sugiere que las reservas podrían agotarse completamente en 20 años o antes, dado que la vida media de una mina de plata es de 10 años.

Ver más: EEUU: Aumentan los despidos en marzo

El impulso del mercado mantuvo bajos los precios de la plata en 2022 y los impulsó al alza en 2023

Si se observa la dinámica del precio de la plata en los últimos 5 años, queda claro que hacia mediados de 2020 se inició una nueva tendencia alcista en este mercado. Desde entonces, el precio de la plata ha perdido parte de su crecimiento, cayendo hasta los $22 dólares. El principal obstáculo fue la fortaleza del dólar, que a su vez reaccionó al endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal. La correlación es bastante fuerte: junto con el final del choque inflacionario y el cambio del tono “dovish”, el precio de la plata encontró soporte en $18 dólares y ha sido consistentemente alcista desde agosto de 2022.

Las expectativas de inflación están positivamente correlacionadas con los metales preciosos y son un indicador adelantado, especialmente cuando se combinan con el efecto de la cotización del euro frente al dólar. En el entorno actual de descenso de la inflación y bajada de los tipos de interés, unido a los estímulos adicionales en medio de la crisis bancaria, los inversionistas creen en el inicio de un nuevo ciclo económico. Esto reducirá la fortaleza del dólar y proporcionará un apoyo significativo a los precios de la plata.