PyMEs: cómo la nube permite superar barreras rumbo a la transición digital

Los períodos de aislamiento dispuestos durante la pandemia propulsaron una transformación en el modo en que se aborda el trabajo. En Argentina, uno de los sectores en que este proceso generó mayores cambios fue el de las pymes.

Estas organizaciones se encontraron con la necesidad inmediata de consolidar su transición hacia el plano digital. En algunos casos, avanzaron orgánicamente aquellos negocios que habían encarado el pasaje antes de la crisis.

No obstante, en otros, sobrevinieron antiguas dificultades. Muchas veces, estas barreras estuvieron vinculadas con los métodos más tradicionales de la cultura común al ámbito.

Para el CEO de DataCloud, Diego Malaspina, el mercado local de las pymes “no estaba preparado para la transformación digital, o la veía como una meta distante, a desarrollar de aquí a varios años”. Según explica, es por eso que las empresas “se vieron obligadas a evolucionar de una manera muy rápida”.

En contraste, las corporaciones continúan atravesando este cambio con mayor elasticidad, ya que “cuentan con área de innovación propia desde hace años” y por eso “sólo tuvieron que apretar el acelerador”, de acuerdo a Malaspina.

Si bien, los desafíos que las pymes aún deben asumir dependen del segmento en que operan, vale por caso el ejemplo del retail. Para el CEO de la tecnológica made in Argentina, además de las grandes empresas, “se vieron favorecidas algunas pymes que ya habían montado su propuesta en e-commerce”.

Otros negocios de escala similar salieron a buscar soluciones recién ante el advenimiento de la pandemia. Incorporaron recursos a los que no estaban acostumbrados, como los carritos de compras.

El rol de la nube en la transición digital

Es así como la tecnología se convirtió en el factor clave para dar curso a esta transformación. También resultó central el rol que cumplieron las proveedoras de servicios de cloud computing, se trate de nubes públicas, privadas o híbridas.

En ese sentido, Malaspina apunta que “lo más importante para las pymes al minuto de encarar la transformación digital es que la prestadora de servicios las acompañe”. Además, considera central el diálogo entre las partes, ya que “la propuesta tiene que ser personalizada” y “depender del planteo del cliente”.

En esa línea, el CEO de DataCloud destaca el valor de “buscar soluciones flexibles”, que guíen a las empresas en este pasaje dentro de un contexto de economía cambiante. “Lo ideal es marcar una agenda, un camino claro y fácil de abordar, con oportunidades de escalar según el propio desarrollo mismo del negocio”, explica Malaspina.

Ver más: Mitos y verdades de la Inteligencia Artificial en el mundo empresarial

Otro de los beneficios de las soluciones cloud es que permiten trasladar a las proveedoras el contratiempo que representa tener que mantener los sistemas y monitorear los accesos para operar con las cargas de trabajo. De esta manera, el personal puede enfocarse plenamente en su rol profesional.

Resistencias y soluciones

Otra resistencia que encontraron las pymes tiene que ver con aquellas entidades que tenían un customer relationship management (CRM) que trabajaba on-premises en su datacenter, es decir, in situ. En algunos casos, estas organizaciones tuvieron que encontrar un rebusque por cuenta propia, tratando de acercarse a una solución de Software as a Service (SaaS).

Malaspina explica que, en ocasiones como esta, “desde DataCloud se montó una propuesta SaaS, para brindarles este servicio a los clientes finales, lo que representó un alivio para estas compañías, que se sacaron de encima un peso que muchas veces no podían controlar”.

En efecto, los servicios de cloud computing permiten liberar a las pymes “de la preocupación de que se rompa un disco, o de realizar diariamente el mantenimiento de la infraestructura, que es un desafío enorme que tenemos en el país”, advierte el CEO de la nube argentina que continúa expandiéndose en la región. E insiste: “La clave es el recurso humano, capacitar al personal, acompañarlo en todo el pasaje digital y en la etapa posterior”.

Entre las barreras que debieron superar las pymes también se encuentra el apego al concepto de que conviene mantener los datos resguardados dentro del propio negocio, una idea no siempre cercana a la realidad. Sobre el tema, Malaspina señala: “En estos casos, hay que saber que nada es completamente seguro, aunque conviene implementar políticas de seguridad que puedan permear a toda la compañía”.

La llegada del Teletrabajo

La última traba que tuvieron que superar las pymes también tiene que ver con la concepción tradicional de estos ambientes laborales. El advenimiento del teletrabajo en el marco de la pandemia generó un cambio disruptivo en este frente, con cada vez mayor flexibilidad para el personal, en contraste con la costumbre rígida de operar solamente en modo presencial.


“Ante la toma de decisiones”, comenta el CEO de DataCloud, “hay que tener presente que este avance persistirá”. Y concluye. “En cualquier caso, es pertinente establecer canales de diálogo y facilitar la utilización de herramientas para que los profesionales puedan potenciar su labor, estén donde estén, para poner en valor su aporte y evitar las dificultades que surgen hoy en día para retener talentos”.