¿Qué diferencia los chatbots de los asistentes digitales virtuales?

Los chatbots y los asistentes digitales virtuales son dos tecnologías que permiten la automatización de la atención al cliente, pero presentan diferencias en su uso y en su programación. Un chatbot es un software capaz de automatizar la comunicación entre usuarios y la empresa. Por lo general, los chatbots funcionan de forma efectiva para resolver las dudas más frecuentes de los usuarios, pues se trata de una comunicación altamente automatizable. Por otro lado, los asistentes virtuales tratan de buscar solución a cualquier problema que pueda surgir a un usuario. Es el caso de Cortana, en Windows, o Siri, para Apple.

La principal diferencia entre los chatbots y los asistentes virtuales reside en su desarrollo. Los asistentes virtuales son creados por las grandes compañías tecnológicas con la ambición de convertirse en nuestro asistente personal, resolviendo todas las dudas que puedan surgir en cualquier momento. Los chatbots usan Inteligencia Artificial y sistemas de Machine Learning (o aprendizaje automático), lo que posibilita el aprendizaje de la máquina a medida que trata con un mayor número de usuarios.

¿Cómo se programa un chatbot?

Un chatbot es un programa informático que simula una conversación con una persona utilizando una interfaz de texto o voz. Los chatbots pueden ser programados de diferentes maneras, dependiendo de la plataforma y el lenguaje de programación que se utilice. Algunos chatbots utilizan reglas predefinidas para responder a las preguntas de los usuarios, mientras que otros utilizan técnicas de aprendizaje automático para mejorar su capacidad de respuesta con el tiempo.

Para programar un chatbot, se pueden seguir los siguientes pasos:

  1. Identificar el tipo de chatbot que se quiere crear: Antes de comenzar a programar un chatbot, es importante identificar qué tipo de chatbot se quiere crear y qué problema se quiere resolver con él.
  2. Elegir una plataforma para crearlo: Hay muchas plataformas disponibles para crear chatbots, como Dialogflow, Botpress o Microsoft Bot Framework. Cada plataforma tiene sus propias características y herramientas para ayudar a los desarrolladores a crear chatbots.
  3. Diseñar los flujos de conversación: Una vez que se ha elegido una plataforma, es importante diseñar los flujos de conversación que el chatbot seguirá para interactuar con los usuarios. Esto incluye definir las preguntas y respuestas que el chatbot utilizará para comunicarse con los usuarios.
  4. Programar el chatbot: Con la plataforma elegida y los flujos de conversación diseñados, el siguiente paso es programar el chatbot utilizando el lenguaje de programación y las herramientas proporcionadas por la plataforma.
  5. Probar y mejorar el chatbot: Una vez que el chatbot está programado, es importante probarlo y mejorarlo continuamente para asegurarse de que está funcionando correctamente y proporcionando respuestas precisas y útiles a los usuarios.

Estos son solo algunos pasos generales para programar un chatbot. El proceso exacto puede variar dependiendo de la plataforma y el lenguaje de programación que se utilice.

El aprendizaje automático es clave

El aprendizaje automático es una técnica que permite a los chatbots mejorar su capacidad de respuesta con el tiempo. Los chatbots que utilizan el aprendizaje automático pueden aprender de las interacciones con los usuarios y mejorar su capacidad para comprender y responder a las preguntas de manera precisa y oportuna1.

Un chatbot inteligente es un programa en constante actualización, capaz de aprender de cada una de las experiencias de conversación que mantiene con las personas. Un bot inteligente procesa los datos que se ingresan con el objetivo de aprender sobre los comportamientos, gustos y, finalmente, anticiparse a las necesidades del cliente2.

El aprendizaje automático permite al chatbot organizar los nuevos datos que ingresan y generar un nuevo conocimiento para futuras acciones. Esto significa que, a medida que el chatbot interactúa con más usuarios y recibe más información, puede mejorar su capacidad para comprender y responder a las preguntas de manera más precisa.

Ver más: Nvidia vuelve a brillar en Wall Street

Ver más: GPTDefinity: La fusión entre IA y el trading crypto

Ver más: El desafío de “alimentar” robots con IA