¿Qué empresas son las más afectadas por la actividad ilícita?

Kroll, el principal proveedor líder mundial de servicios y productos digitales relacionados con la gobernanza, el riesgo y la transparencia, reveló hoy que las empresas más grandes del mundo estaban sintiendo el mayor impacto de la corrupción y las actividades ilícitas en 2020.

El Informe Global de Fraude y Riesgo de Kroll muestra que el 57% de los encuestados en empresas con una facturación de más de $ 15 mil millones de dólares, informaron un impacto muy significativo de actividades ilícitas, como fraude, corrupción y lavado de dinero en su organización, una cuarta parte adicional (25%) describió el impacto como algo significativo. Esta tendencia continuó para las empresas con ingresos anuales de entre $10 mil millones y $15 mil millones, con el 48% de los encuestados diciendo que su organización se había visto afectada de manera muy significativa y el 44% informó que el impacto fue algo significativo.

Ver más: Cómo reducir la exposición al fraude

La encuesta destacó que, a nivel mundial, las empresas se estaban centrando más en las medidas proactivas para gestionar el riesgo de soborno y corrupción, incluidas las evaluaciones de riesgos de toda la empresa (82%) y el uso de análisis de datos proactivos (86%). Además, casi tres cuartas partes (72%) dijeron que los problemas de soborno y corrupción estaban recibiendo suficiente atención e inversión a nivel de la junta. Sin embargo, a pesar de que se emplearon estas defensas, el 82% en general todavía sentía que la corrupción y las actividades ilícitas estaban teniendo un impacto significativo en su organización.

Los hallazgos de este año mostraron que las organizaciones globales se sentían vulnerables tanto a amenazas internas como externas, y casi la mitad (46%) de los encuestados citaron la falta de visibilidad sobre terceros como la principal amenaza relacionada con el riesgo de soborno y corrupción. Las deficiencias en el mantenimiento de registros internos ocuparon el segundo lugar en la lista de las principales preocupaciones (31%), seguidas por las existencias de los empleados con un 23%.