¿Qué es inteligencia artificial y qué no es?

A grandes rasgos, la inteligencia artificial (IA) es un campo de estudio y un tipo de tecnología caracterizada por el desarrollo y uso de máquinas capaces de realizar tareas que normalmente habrían requerido inteligencia humana.

La IA ya ha transformado muchas industrias y aspectos de la sociedad, que van desde la introducción de chatbots de servicio al cliente hasta aplicaciones mejoradas de GPS y mapeo. Sin embargo, hay varios conceptos erróneos sobre la IA y sus usos potenciales.

En la siguiente sesión de preguntas y respuestas, Kay Firth-Butterfield, directora de inteligencia artificial y aprendizaje automático del Foro Económico Mundial, detalla los diferentes tipos de IA, desarrollos y aplicaciones importantes en el campo del aprendizaje automático y, quizás lo más importante, analiza los malentendidos comunes sobre la IA.

¿Cuáles son los diferentes tipos de IA?

“La IA consiste en varios modelos diferentes de aprendizaje automático. Estos incluyen, pero no se limitan a, aprendizaje de refuerzo, aprendizaje supervisado y no supervisado, visión por computadora, procesamiento del lenguaje natural y aprendizaje profundo.

“Todos los modelos de aprendizaje automático desarrollan y avanzan predicciones estadísticas, pero difieren en su uso y comprensión de los datos. ChatGPT, por ejemplo, es un chatbot impulsado por IA que puede predecir la siguiente palabra más probable en una oración. Con numerosas y relativamente precisas predicciones, ChatGPT es capaz de crear párrafos coherentes”.

¿Qué es lo que la mayoría de la gente malinterpreta sobre la IA?

“La IA no es inteligencia, es predicción. Con modelos de lenguaje grandes, hemos visto un aumento en la capacidad de la máquina para predecir y ejecutar con precisión un resultado deseado. Pero sería un error equiparar esto a la inteligencia humana.

“Esto queda claro cuando se examinan los sistemas de aprendizaje automático que, en su mayor parte, solo pueden hacer una tarea muy bien a la vez. Esto no es de sentido común y no es equivalente a los niveles humanos de pensamiento que pueden facilitar la multitarea con facilidad. Los seres humanos pueden tomar información de una fuente y usarla de muchas maneras diferentes. En otras palabras, nuestra inteligencia es transferible, la ‘inteligencia’ de las máquinas no lo es”.

Fuente: WEF

Ver más: Artificial intelligence: Crean páginas falsas de ChatGPT y Bard para la difusión de malware

Ver más: Artificial Intelligence: Creador de ChatGPT vislumbra un futuro complicado

Ver más: ChatGPT, Bard y Bing exponen los datos de millones de usuarios