¿Qué pasará en las Bolsas en los próximos días?

Wall Street terminó la sesión del viernes con fuertes subidas y en el conjunto de la semana, el S&P 500 acumulaba una subida del 4,75%, el Nasdaq mostraba una subida del 1,84%, y el DOW JONES Ind Average mostraba una subida del 4,89%. A esta hora, los futuros cotizan con signo positivo: los futuros del DOW JONES Ind Average suben un 0,30% en los 31.178,00 puntos, los del S&P 500 un 0,28% en los 3.763,10 puntos y los del NASDAQ 100 un 0,11% en las 11.322,80 unidades.

“La fuerte subida de las Bolsas en EEUU el viernes por la tarde hizo que alguno de sus índices superara ligeramente lo señalado por el “GPS de 2008”, tal es el caso del Dow Jones Industrial. Para el S&P 500 esa subida reduce su potencial alcista a 6,5%”, apunta el economista Juan Ignacio Crespo. 

La principal cita de semana es la reunión del BCE que se celebrará el próximo jueves donde el mercado espera una nueva subida de 75 puntos básicos (hasta 1,5% en el tipo de depósito) en un contexto fuertemente inflacionista y primando el control de la inflación a pesar del deterioro que anticipan los indicadores más adelantados en el ciclo económico.

“A esta subida podría seguirle otra de entre 50 y 75 puntos básicos en la última reunión del año el 15 de diciembre, situando el tipo de depósito en torno al 2%. El mercado sigue descontando niveles de llegada del 3% para mediados de 2023, si bien entendemos que a partir del 2% se debería frenar el ritmo de subidas, pendientes de la evolución no sólo de los datos de inflación (en la revisión del cuadro macro en diciembre, atención a previsiones de inflación a medio plazo), sino también del grado de deterioro que por entonces muestren las economías europeas más dependientes del gas ruso (Alemania, Italia) ante el fuerte shock energético”, explica Alfonso Batalla, analista de Renta 4.

Ver más: BCE vuelve a fórmulas de 1998 para controlar el precio del dinero

La atención de los inversores de EE.UU. se situará en el dato avanzado del PIB del tercer trimestre y también, al igual que en la Eurozona, en la lectura preliminar de los PMIs de octubre y en la evolución de la confianza del consumidor.

Todo ello después de que la producción industrial repuntara en septiembre ligeramente en un 0,4% mensual ante la relajación de los cuellos de botella en la cadena de suministro.

El lunes se publica el preliminar de los PMIs de S&P de octubre. El consenso de mercado prevé que el indicador manufacturero se mantenga en zona de expansión con 51,1 puntos, si bien se reduciría en 0,9 puntos.

El martes el Conference Board dará a conocer la confianza del consumidor en el mes octubre de la economía estadounidense. En este sentido, el consenso de analistas espera un retroceso de 3,0 puntos a 105,0 puntos (vs. 108,0 puntos el mes anterior), manteniéndose significativamente por debajo de los niveles pre-pandemia.

Finalmente, el jueves se conocerá el dato adelantado del PIB del tercer trimestre. Los expertos señalan que, tras contraerse en el segundo trimestre un 0,6% anualizado, el consenso espera que esta senda se revierta con un repunte de la producción de un 2,2% anualizado.

“Los futuros del petróleo siguen acaparando todas las miradas, debido a la “guerra” entre la OPEP+ y la Casa Blanca”, explican los expertos de IG. La OPEP ha recortado producción, intentando apuntalar los precios, mientras que EEUU ha liberado reservas para intentar bajarlos.