¿Qué significan los últimos movimientos al alza en la tasa de la Fed?

El pasado miércoles 27 de julio, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) aumentó, por segunda ocasión consecutiva, la tasa de interés de referencia en 75 puntos base, un nuevo ‘manotazo’ en la búsqueda de controlar los altos niveles de inflación en ese país.

Esto significa que la tasa que se utiliza para el otorgamiento de préstamos personales, así como para los créditos empresariales, sube a un rango de entre 2.25% y 2.50%, su nivel más alto desde 2018.

“El impacto económico de este movimiento monetario recae tanto en el plano empresarial como en el de la población en general, quienes verán un aumento en los costos de pedir una hipoteca, un préstamos para comprar un vehículo, entre otros; esto sucede porque la Fed acelera o frena la economía mediante esas subidas o bajadas de la tasa de interés” explica Eduardo Abarca, CEO y fundador de Aurea Capital Markets.

Cuando llegó la pandemia, la Fed decidió impulsar el dinamismo económico y fomentar el gasto de los hogares y empresas, haciendo que los préstamos tuvieran una tasa cero en materia de interés. Además, inició un programa de estímulos llamado expansión cuantitativa (QE) imprimiendo miles de millones de dólares para evitar un colapso financiero.

Ese ‘plan de rescate’, en su momento dio frutos: se evitó la crisis financiera debido a la Covid-19; pero esas medidas generaron un impacto inflacionario demasiado alto. Ahora, es necesario frenar esa aceleración económica y evitar que los niveles inflacionarios continúen incrementándose, motivo por el que se presentan las subidas a la tasa de interés.

Ver más: Trabajadores remotos tienen más opciones para cobrar en crypto

¿Qué implica para mis inversiones?

Desde la perspectiva de Aurea Capital Markets, los inversionistas deben poner atención a las siguientes recomendaciones para generar beneficios derivado del contexto actual:

  1. Mueve las inversiones del mercado accionario: Es importante mover la inversión hacia la compra de la moneda estadounidense o a los certificados de depósito, ya que el escenario antes planteado implica que los instrumentos de ahorro en dólares aumenten su valor, volviéndose más atractivos por los rendimientos que generan. 

Previamente, con la tasa de interés del cero por ciento, estos bonos ofrecían poca posibilidad de rendimiento, lo cual obligaba a los inversores a apostar por otro tipo de activos, como las acciones. Incluso en Wall Street a este fenómeno se le conoce como TINA (there is no alternative). Pero ahora, y luego de ese periodo de altos rendimientos, en el mercado accionario podría experimentar una volatilidad importante.

  1. No pierdas de vista al tipo de cambio: se prevé que estas decisiones generen presión al peso mexicano, que continuaría su tendencia a la baja frente al dólar; y que el Banco de México estima que el dólar continuará con una tendencia alcista y seguirá apreciándose frente al peso hacia el cierre de 2022: las estimaciones indican que la media que se tuvo en julio de $20.22 pesos por dólar, alcance hasta los $21.61 como valor máximo en diciembre.

Los usuarios mexicanos que busquen aprovechar el fortalecimiento del dólar para invertir, deben procurar que esas inversiones se realicen con la asesoría adecuada por parte de especialistas que ofrezcan una plataforma segura para invertir, con el objetivo de tener un seguimiento puntual de las ganancias, movimientos y fluctuaciones de la moneda, que impactan directamente en la inversión.