¿Qué son las Finanzas Descentralizadas (DeFi)?

Las Finanzas descentralizadas (comúnmente conocidas como DeFi) son una forma experimental de finanzas que no dependen de intermediarios financieros centrales como corretajes, plataformas de intercambio (exchanges), o bancos para ofrecer instrumentos financieros tradicionales, y, en cambio utilizan contratos inteligentes (smart contracts) en cadenas de bloques (blockchains), siendo Ethereum la más conocida. 

Por lo tanto el concepto de DeFi designa un ecosistema de aplicaciones financieras construido sobre redes blockchain. 

DeFi busca desarrollar pequeñas piezas financieras tradicionales pero con un grado extra de transparencia y descentralización. Estas pequeñas piezas, como si fueran piezas de Lego, son combinables entre sí, con el fin de desarrollar todo un ecosistema de pequeñas soluciones que en su conjunto formen una gran solución para las finanzas que invaliden la necesidad de instituciones financieras financieras centralizadas y opacas que ya no aportan valor.

Ver más: ¿Qué es un intercambio de criptoactivos descentralizado?

La principal ventaja de DeFi es un fácil acceso a los servicios financieros, especialmente, para aquellos sujetos que se encuentran aislados del sistema financiero actual.

Otra ventaja potencial de DeFi es el framework (entorno de trabajo) modular sobre el que se erige -las aplicaciones interoperables de tipo DeFi de las blockchains públicas tienen el potencial para crear mercados, productos y servicios financieros completamente nuevos. 

DeFi, la idea que está cambiando el mundo financiero

Imagina un mundo donde cualquier persona pudiera crear productos financieros transparentes, justos y eficientes, haciendo que los bancos, las grandes financieras, prestamistas y empresas de seguros pasen a un segundo plano, o mejor aún, se vuelvan completamente innecesarias y desaparezcan. Pero también un mundo donde cualquier persona pueda interactuar con esos productos de forma libre.

Pues bien, esto es lo que es DeFi. Es decir, quiere convertir las estructuras de finanzas centralizadas que tenemos ahora, en estructuras descentralizadas, sin terceros de confianza, ejecutada sobre smart contracts o contratos inteligentes, dentro de una blockchain donde quede reflejado de forma transparente un registro escrito e inalterable de cada acción realizada.

Ver más: Cómo CoinsPaid está conectando a las empresas con DeFi

Dado que estos novedosos servicios financieros se despliegan sobre blockchains, los “single points of failure” (puntos únicos de fallo) son eliminados. Los datos se registran en la blockchain y se propagan a través de miles de nodos, lo que hace que la censura o potencial cese del servicio resulte una tarea complicada. 

La blockchain es el vehículo que abre las puertas a inversiones internacionales sin tanta burocracia, costes y tiempo y con mayores niveles de confianza y transparencia. Un vehículo para que las personas no bancarizadas puedan acceder a servicios sin las dictaduras de los bancos, teniendo iguales condiciones de evolucionar personalmente en su desarrollo.