¿Querés invertir en la carrera de los futbolistas? Te contamos cómo

En la industria del deporte, los pases y las transferencias de jugadores constituyen un mercado que mueve millones, pero en el que muy pocos clubes y deportistas pueden participar. Es además, un negocio que no abre el juego para que la gente común pueda invertir, no importa lo fanática que sea del juego ni los conocimientos técnicos que posea.

Como solución, Valentín Jaremtchuk y Gonzalo Busnadiego, dos jóvenes emprendedores oriundos de la Patagonia, descubrieron que a través de la digitalización, se podía acceder a una inexplorada fuente de financiamiento: los derechos formativos que deben cobrar los clubes cada vez que un jugador surgido en sus inferiores concreta un nuevo pase.

Así crearon WIN Investments, una startup con sede en España pero base operativa en Buenos Aires que es la primera fintech en el mundo que le posibilita a cualquier persona la opción de participar en el pase de un jugador de fútbol con una simple tarjeta de crédito. 

La empresa está radicada en el país ibérico ya que todas sus operaciones, transacciones y activos están bajo la órbita de la oferta pública regulada por la Ley del Mercado de Valores y por consiguiente, registradas en la Comisión Nacional de Valores española.

¿De qué forma se participa?

Mediante la compra de pequeñas participaciones crediticias sobre el dinero que percibirán los clubes formadores de jugadores, los que por normativa FIFA, les corresponde toda vez que un deportista nacido o desarrollado en sus semilleros resulta transferido a un nuevo equipo. 

El secreto de la propuesta de valor de Win Investments se encuentra en digitalizar o fraccionar, mediante tecnología blockchain, el denominado “mecanismo de solidaridad”, uno de los dos tipos fundamentales de derechos formativos que se imponen en el fútbol tras la reforma que en 2001 hizo la FIFA de su Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores. 

Hasta ese momento se obligaba al club comprador de un jugador a pedir una autorización del club formador para ficharlo, lo que se conseguía a cambio de una indemnización cuya negociación se dilataba o a veces trababa el pase del jugador

Para cuidar el patrimonio de los clubes formadores sin que esto entorpezca la carrera del jugador, la FIFA reemplazó la indemnización por dos derechos: la indemnización por formación y el mecanismo de solidaridad.

La indemnización por formación procede cuando el futbolista firma su primer contrato profesional o cuando sea trasferido al exterior, ambos antes de finalizar la temporada de su cumpleaños número 23 y por única vez.

En tanto, el mecanismo de solidaridad, base de la propuesta de WIN, funciona de la siguiente manera: si un futbolista es transferido o cedido a préstamo cuando aún tiene contrato vigente, el nuevo club comprador debe destinar el 5% del monto del pase entre todos aquellos clubes que hayan participado de la formación del profesional entre sus 12 y 23 años. 

Ver más: Cómo los métodos de pago alternativos ayudan a la inclusión financiera

Por ejemplo, la valuación actual del pase de Julián Álvarez – actualmente en el Manchester City – es de 50 millones de euros. El club River Plate tiene el 3,5% por mecanismo de solidaridad, lo que le equivale a 1,75 millones de euros. “De este valor, el club puede tokenizar hasta el 70% en nuestra plataforma para que cualquier persona pueda invertir a partir de 1 euro”, explica Valentín Jaremtchuk, co-Fundador y Director General de WIN Investments.

Siguiendo el mismo ejemplo, si dentro de un tiempo el delantero del Manchester City es vendido en 100 millones de euros lo cual duplicaría su valor actual, dichos tokens también pasan a valer el doble.

La digitalización de esos derechos mediante la colocación por oferta pública de esos tokens, permite recaudar dinero para los clubes y simultáneamente, democratizar el acceso de cualquier persona al negocio de las transferencias de jugadores. 

Esa recaudación que logran los clubes de manera anticipada a la transferencia del jugador logra impactar de manera clara y concreta en las finanzas de esas instituciones, potenciando su capacidad para seguir formando futuras estrellas”, señala Jaremtchuk.

Cómo surgió Win Investments

WIN Investments nació a fines del año pasado del riñón de Click Pass Goal (CPG), otra startup fundada hace seis años por Jaremtchuk y Busnadiego, quienes promediando los 20 años ya eran emprendedores seriales. 

“Estudiamos el mercado del fútbol a nivel mundial y descubrimos en líneas generales dos grandes falencias: la falta de visibilidad de los nuevos talentos y los problemas de financiamiento para concretar pases y transferencias de jugadores.  A través de Click Pass Goal facilitamos esa visibilidad a nivel mundial, y a través de WIN promovemos y abrimos la posibilidad que miles de personas puedan invertir en el mercado de pases “, sintetiza Gonzalo Busnadiego, Co-Founder & Co-CEO. 

Para su puesta en pie, WIN Investments demandó aproximadamente 150 mil euros de inversión, que surgieron de aportes friends & family y personales de los fundadores. 

La plataforma, que hará su estreno oficial en febrero, ya tiene firmados acuerdos con distintas entidades deportivas. 

En Chile, por ejemplo, firmó con los clubes Audax Italiano, Unión La Calera y San Luis, mientras que en la Argentina, en paralelo a las tratativas que lleva para cerrar convenios con los principales clubes de Buenos Aires, firmó un contrato con la Comisión de Actividades Infantiles (CAI), de Comodoro Rivadavia, una entidad que en sus 20 años de vida ha vendido 45 jugadores,  15 de los cuales tuvieron destino de Selección, tal el caso de Sergio “Chiquito” Romero, el arquero, hoy en Boca, que fue “héroe” de la Argentina para llegar a las finales  del Mundial  2014. 

Para el primer lanzamiento, la plataforma proyecta ofrecer públicamente tokens por un valor de 113.000 euros, correspondiente a 5 jugadores de esa cantera patagónica.

La startup cuenta hoy con un equipo de 23 colaboradores y acaba de sumar como socio embajador del proyecto al Pitu Barrientos, ganador de la Libertadores con San Lorenzo, y surgido de las inferiores de la CAI de Comodoro Rivadavia.

Otros destacados miembros del team de WIN son también Gustavo Abreu, director Ejecutivo de la Maestría en Derecho (LLM) y director de la Cátedra de Derecho del Deporte en la Universidad Austral; Gabriel Lozano, abogado especialista en Derecho Deportivo y director de la “Diplomatura en Derecho del Deporte” de la Facultad de Derecho de la Universidad Austral; Sebastián Pini, abogado, dirigente de importantes clubes chilenos formadores de jugadores y socio de Christian Bragarnik, el principal representante de futbolistas de la Argentina y Alejandro Gonzalez Rossi, director del curso Blockchain Derecho y Empresa en la Universidad Austral, magister en Derecho Empresarial y experto en derecho laboral.