Rappi es la mayor incubadora de startups de América Latina

Rappi celebra ser la empresa Latinoamericana con mayor número de startups fundadas por ex-empleados, consolidándose como un referente de innovación desarrollo y crecimiento para América Latina. Según Crunchbase, América Latina es la región del mundo donde más han surgido startups en el último año, lo que significa que el ecosistema emprendedor está creciendo a pasos agigantados. Tan solo en 2021, los inversionistas de capital de riesgo destinaron 19.500 millones de dólares a nuevas empresas latinoamericanas, lo que equivale al triple de la inversión realizada  el año anterior,  consolidándose por encima de cualquier otro continente. 

Se calcula que cerca de 6.000 startups operan actualmente en América Latina. Solo entre los años 2017 y 2021 la región pasó de tener dos unicornios a tener 34 y esto responde a situaciones sociales y económicas muy particulares. Estas empresas nacen de la necesidad de resolver problemas propios de nuestros países, buscando cambiar y facilitar la vida de las personas, promoviendo la innovación y fomentando el crecimiento económico de la región.

Rappi ha tenido especial importancia en la mencionada atracción de inversión extranjera a la región y su efecto multiplicador. Según Marathon Ventures, ¨más de 100 startups en América Latina han sido fundadas por ex empleados de la empresa de tecnología”,  y éstas han sido en gran parte las empresas destino de las inversiones del Venture Capital de los últimos años, quienes han recibido más de 2.100 millones de dólares. De acuerdo a su relevamiento, se han creado 46 startups en Colombia, 23 en México, 20 en Brasil, 9 en Argentina, 6 en Chile, 2 en Perú y 1 en Uruguay. Además, ex empleados de Rappi también han fundado startups en Canadá (Kiwi Grocery) y en Alemania (Flink). 

“América Latina está transitando un momento histórico y el talento de decenas de miles de emprendedores es observado por el mundo. Cada startup exitosa de la región potencia al ecosistema emprendedor, que a su vez genera más empleo. En Rappi nuestra cultura nos impulsa a creer que todo es posible. Estamos muy orgullosos de ver cómo surgen nuevas startups y de sembrar esta semilla que favorece al ecosistema”,  dijo Astrid Mirkin, Gerenta General de Rappi para Argentina y Uruguay.

Desde su inicio de operaciones en 2015, Rappi se ha caracterizado por ser una empresa multivertical que concentra varios sectores en el mundo del delivery en  América Latina  y un referente en el ecosistema emprendedor regional y global, siempre con el objetivo de impulsar ideas innovadoras por medio de la tecnología, la excelente operatividad  y el talento latino, buscando detonar una aceleración del desarrollo, el crecimiento y la  competitividad de la región. 

La cultura dentro de la empresa empodera a las personas para que se llenen de confianza y fe, y que crean que son capaces de crear cualquier cosa. Este mindset ha sido clave para la evolución de Rappi, y ha trascendido más allá de la compañía hasta convertirse hoy en una de las empresas cuyos ex-empleados están creando decenas de nuevas empresas cada año.

Ver más: Lagarde pone fecha al final de las tasas negativas

El impacto en el ecosistema de Rappi en la región ha dado forma a la manera de cómo se hacen muchos negocios en América Latina gracias a la variedad de sectores que abarcan el universo de los “Ex-Rappi”, y ha generado un efecto dominó, creando más de 14.000 empleos en la industria tecnológica. 

Rappi, semillero de nuevos Founders 

La compañía tecnológica se ha convertido en una escuela e incubadora de nuevas startups en la región. Algunas de las empresas que han surgido de emprendedores de Rappi son Frubana, plataforma de compra en línea y distribución de alimentos y productos para restaurantes y pequeños empresarios  que el año pasado levantó más de 65 millones USD para triplicar su crecimiento; Clara, la empresa mexicana de tecnología financiera que se convirtió en el unicornio mexicano de más rápido crecimiento; Laika, plataforma de e-commerce con productos y servicios para mascotas; Ontop, que se dedica a automatizar contratos, pagos, impuestos y nóminas,  y hace parte de YCombinator y Muni, una app que permite que las personas vendan productos de supermercado a comunidades. 

También Chiper, empresa B2B de e-commerce nació con el objetivo de que sus clientes encuentren los productos más baratos a través de un catálogo de proveedores, que logró cerrar su ronda Serie A en 12 millones USD ; Mizu, una foodtech argentina que combina ciencia y tecnología con activos saludables y naturales para crear alimentos inteligentes y que creció un 350% en 2021; eDarkstore, startup tecnológica nacida en Chile que ayuda a que PyMEs de diferentes rubros optimicen su e-commerce con envíos en 120 minutos y en menos un de año de vida ha levantado 2 millones USD para robotizar sus bodegas; y Grupo Central, emprendimiento chileno pionero en el desarrollo del modelo de dark kitchen y dark stores que este mes levantó 3 millones USD más para expandirse en Perú y Brasil. 

América Latina pasa por un momento crucial, donde el talento de decenas de miles de emprendedores ha generado grandes flujos de inversión extranjera,  ampliando las oportunidades de negocio. Entre más capital externo llegue a los países latinoamericanos, habrá más startups, más historias de éxito, y sobre todo, más empresas locales acelerando la transformación de  los países latinoamericanos. 

Además de adquirir estos nuevos roles, muchos de los empleados de Rappi -incluyendo a sus propios fundadores Simón Borrero, Sebastián Mejía y Felipe Villamarín- se han convertido en inversionistas de otras empresas nacientes como: Sumer, Jokr, HelloGuru, Frubana, entre otras, demostrando así su compromiso de seguir apoyando a nuevos talentos y a empresas emergentes de América Latina.