Reino Unido llevó adelante la incautación de criptomonedas más grandes a nivel mundial

La policía londinense ha realizado la mayor confiscación de criptomonedas vista a nivel mundial hasta ahora. La misma fue realizada en el marco de una investigación por blanqueo, por valor de casi 250 millones de dólares, superando el anterior récord establecido hace apenas unas semanas.

Los agentes se incautaron de criptomonedas valoradas en casi 180 millones de libras (unos 250 millones de dólares), calificándolo como “una de las mayores confiscaciones del mundo”, y estuvo a cargo de detectives del Comando de Delitos Económicos, que se basaron en  informes de inteligencia sobre transferencia ilegal de activos.

Ver más: La actualización “London” de Ethereum cada vez más cerca

Supera la incautación récord de 114 millones de libras realizada por la Policía Metropolitana de Londres en junio y se inscribe en una investigación en curso sobre blanqueo internacional de capitales, subrayó Scotland Yard sin precisar de qué monedas se trata.

Desde la policía han subrayado que la investigación continúa y que el objetivo no solo es rastrear el dinero, sino dar “con los que están en el centro de esta presunta operación”. Al respecto, el subcomisionado adjunto Graham McNutly afirma que cada vez son más los delincuentes organizados que usan las criptomonedas “para lavar su dinero sucio”. “Si bien hace algunos años esto era un territorio bastante desconocido, ahora tenemos oficiales altamente capacitados y unidades especializadas que trabajan arduamente en este espacio para estar un paso por delante de quienes lo usan para obtener ganancias ilícitas”, resaltó.

Ver más: Instagram quiere ser el canal de venta de los NFT

Según un informe de Chainalysis publicado en febrero, las transacciones en monedas virtuales con fines ilegales alcanzaron 10,000 millones de dólares en 2020, es decir, el 1% de la actividad total en criptomonedas del año pasado y la mitad de la cantidad del año anterior, cuando dicha actividad alcanzó la cifra récord de 21,400 millones de dólares.