Samsung sigue en problemas: ahora sus lavarropas pueden causar daños a los usuarios

Cuando el fiasco del Galaxy Note 7 parece haber sido controlado por Samsung, ahora la firma surcoreana está llamando a un recambio de lavarropas en EE.UU. debido a comentarios de los usuarios que indican que estos artefactos podrían causar heridas.

La iniciativa de Samsung permitiría el cambio de unos 2,8 millones de lavarropas de carga superior, pero no afectaría a los de carga frontal ni a otros modelos vendidos fuera de América del Norte. Se trata de los equipos producidos entre marzo de 2011 y 2016, cuya lista completa puede verse en el sitio web de la firma.

“Esta acción voluntaria se origino luego de reportes resaltando que en el tambor de esas lavadoras puede perder balance, desencadenando vibraciones excesivas que podrían separarlos en su la parte superior”, explicó la compañía en su blog corporativo.

Hasta el momento, la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo Masivo de EE.UU. (CPSC) recibió nueve quejas sobre lesiones producidas por lavarropas de Samsung, incluyendo una quebradura del maxilar y un hombro lastimado. Los usuarios que acepten el programa de recambio podrán recibir una reparación gratuita en su hogar o un descuento de 150 dólares en la compra de una lavadora nueva.

“Nuestra prioridad es reducir cualquier riesgo a la seguridad en el hogar y proveer a nuestros clientes alternativas fáciles y simples en respuesta al recambio. Nos estamos moviendo rápidamente y en alianza con la CPSC para asegurar que los consumidores conozcan las opciones que poseen y minimizar cualquier problema en el hogar”, aseguró Samsung.